Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

extremo muy veloz de la década de los 70

Pepín Cabezas, gran desequilibrio por banda

VÍCTOR MELERO BARCELONA
26/08/2017

 

En esta ocasión escribiremos en esta sección sobre un futbolista que jugó un total de cinco temporadas en el Espanyol, donde formó parte de una de las mejores delanteras de la historia perica, con jugadores de la talla de Roberto Martínez, Solsona, Amiano y José María. Estamos hablando de José Cabezas, conocido futbolísticamente como Pepín (Córdoba, 1949), un jugador que solía ocupar la posición de extremo puro y que destacaba por tener un gran desequilibrio por banda.

A temprana edad, Pepín dejó su Córdoba natal para pasar a vivir en Cataluña. Tras formarse en una de las principales canteras de fútbol catalán como es la Damm, con la que se proclamó subcampeón de España de esa categoría, su buena actuación en ese torneo llamó la atención del cuadro blanquiazul, club que acabaría firmando al futbolista andaluz.

Pepín tenía tan solo 18 años con lo que lo mejor para él era buscarse una cesión para coger minutos. En este sentido, se marchó cedido la temporada 67-68 al Granollers de Tercera División y a la siguiente al Sant Andreu, club que tenía un acuerdo de colaboración con el conjunto perico.

Llegada al club

Tras ese periplo por esos conjuntos, Pepín debutó en el Espanyol la temporada 69-70 a las órdenes del técnico sudamericano Fernando Riera. Fue en un partido de Segunda División ante el Racing de Ferrol. En ese encuentro, en que los pericos ganaron por un contundente 3-0, Pepín cumplió sobradamente con su papel.

En esa campaña, su primera como perico, el Espanyol acabaría subiendo a Primera División después de acabar tercero en Liga, por detrás de Sporting de Gijón y Málaga, pero el futbolista perico disputó tan solo 8 partidos de Liga motivado, en parte, por las continuas lesiones que sufrió. El cese de Riera y la llegada de Iriondo motivaron que el jugador cordobés perdiera protagonismo en el segundo tramo de temporada.

En la 70-71, ya con el equipo en la máxima categoría del fútbol espanyol, Pepín estuvo a las órdenes del técnico eslovaco Ferdinand Daucik. La nula confianza del técnico centroeuropeo en Pepín hizo que el extremo tuviera que volver al Sant Andreu en busca de minutos. Cuando la salvación parecía que se complicaba por momentos, el Espanyol decidió que Pepín tenía que regresar a las filas blanquiazules. El futbolista cordobés acabaría siendo importante en la segunda vuelta del campeonato ayudando a que el cuadro catalán se mantuviera otro año más en Primera –el Espanyol terminó undécimo a 8 puntos del descenso-.

Al finalizar esa temporada, Pepín renovó por tres campañas y a partir de ahí empezó su mejor etapa en el Espanyol. De hecho, en la 71-72 jugó nada más y nada menos que 30 partidos de Liga y 8 de Copa teniendo como entrenador al charrúa José Emilio Santamaría y ayudando a la salvación perica. Ese curso a penas sufrió lesiones y se convirtió en una pieza fundamental en el conjunto perico.

Su mejor campaña

En su penúltima temporada como espanyolista, la 72-73, continuó teniendo un gran protagonismo y a nivel colectivo, sin duda, vivió su mejor temporada en el Espanyol. El equipo entrenado por Santamaría terminó en una excelente tercera posición, a solo tres puntos del Atlético de Madrid, que acabaría ganando el campeonato. Esa temporada, además, Pepín fue un fijo en el extremo zurdo y tuvo la suerte de compartir vestuario con jugadores de la talla de Roberto Martínez, Solsona o José María, sin duda, una delantera de lujo para un equipo que a punto estuvo de tocar la gloria.

Su última campaña en el Espanyol, la 73-74, no fue tan positiva como las dos anteriores debido principalmente a las continuas lesiones que fue sufriendo así como la llegada al equipo del paraguayo Roberto Cino, que por aquel entonces era un jugador con mucha proyección que hizo perder protagonismo al andaluz. A nivel colectivo el cuadro catalán terminó en una holgada novena posición.

Tras finalizar ese curso como perico, Pepín decidió fichar por el Hércules de Alicante, conjunto en el que estuvo tres temporadas, para posteriormente pasar por el Sant Andreu, el Badalona y finalmente el Reus.

Etapa como técnico

Una vez concluyó su etapa como futbolista profesional, Pepín estuvo un total de siete temporadas en el f´útbol base de la Damm, para posteriormente pasar tres campañas en el conjunto barcelonés del Sant Andreu -también en sus categorías inferiores-, uno en el Gavá y otro en el conjunto vasco del Bermeo.

Además, cabe resaltar que hasta hace relativamente poco tiempo Pepín estuvo ligado al Espanyol, ya que desde el 2001 al 2010 formó parte del organigrama de la exitosa y prolífica cantera perica. Sin duda, estamos ante una persona que, a día de hoy, continúa teniendo una estima especial hacia el club que le vio crecer como futbolista. 2

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 21/09/2018

Varios jugadores que no tuvieron mucho protagonismo el curso pasado están destacando ahora de la mano de Rubi. De ellos, ¿quién le ha sorprendido más en este inicio de Liga?

33.3%
6.7%
55.6%
4.4%