Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN QUIQUE IGLESIAS

Un virus que acerca la salvación

El espanyolismo se tiene que agarrar a esta opción para poder salvarse de un abismo al que estaba asomándose con demasiado peligro

Quique Iglesias Quique Iglesias
15/03/2020

 

La liga llegó hasta la jornada 27 con el Barcelona líder y el Espanyol, colista. Con el torneo hoy suspendido como mínimo para las dos próximas jornadas, ni el Barça es campeón del torneo ni el Espanyol un equipo descendido a Segunda.

El sentido común me dice que, si el campeonato no se reanuda, no podría haber ni campeón ni clubes que bajen de categoría. El espanyolismo se tiene que agarrar a esta opción para poder salvarse de un abismo al que estaba asomándose con demasiado peligro. El parón obligado pilló al equipo en su peor momento, tras un partido nefasto en Pamplona y ha obligado a coger carretera y manta en busca de algo más que la suerte.

Aunque sea con la boca pequeña, y de manera telemática, es evidente que en el seno de la entidad deben ser hábiles para moverse por los hilos de la liga. Leganés y Mallorca están en la misma situación.

Se conoce que Javier Tebas va a querer acabar como sea, de cualquier manera, aun a puerta cerrada con tres partidos por semana o aprovechando una supuesta cancelación de la Eurocopa 2020. No obstante, ¿qué van a hacer los jugadores? ¿Seguirá firme su sindicato (AFE) como lo ha estado hasta la fecha? Mientras haya un mínimo riesgo, el futbolista no se va a exponer a ningún contagio y más jugando a puerta cerrada para proteger a los espectadores. “¿Y nosotros?”, pensará David Aganzo, presidente de la AFE.

Este artículo no es solamente un deseo. Es la pura lógica. ¿Qué pasará finalmente? Quién sabe. Y a quién le importa, diría más de uno, con la que está cayendo más allá de la ventana de nuestras casas. Y tendrá razón. Como también la tienen los que hoy han salido a la calle aunque solo sea para comprar esta edición tan especial de 'La Grada'.

Soñar con una permanencia en los despachos es muy lícito, sin que lograrla exima a los responsables del Espanyol de hacer la limpia necesaria para que esta temporada tan fea no se vuelva a repetir. Y si finalmente la liga acaba en el campo, de la manera que sea, esperemos que la suerte y el acierto de los de Abelardo cambie y no se parezca en nada a lo del Sadar… qué lejos queda ya.

Aquella no fue la manera correcta de enfocar los 12 partidos decisivos que quedaban para terminar la liga. Lo vieron tan claro que no tardaron ni 24 horas en proponer al entrenador un reseteo en Torremirona.

Solamente este alarmante presente que estamos viviendo en nuestro país nos ha hecho olvidar el problemón perico y, a su vez, nos tiene ‘ilusionados’ con una salvación por decreto.

Las noticias más...