Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE QUIQUE IGLESIAS

Una Victoria que llame a la cordura

El Espanyol ha llegado a este crucial fin de semana sin que nadie haya podido identificar qué le está pasando al equipo, a la afición, al club y a la prensa de que les rodea

Quique Iglesias Quique Iglesias
09/02/2019

 

Se buscan relatores. Se buscaban. Con el objetivo de encontrar un nexo de unión, un diálogo, un punto de concordia entre tantas y diversas opiniones. ¿Cómo poder relacionar la política actual con el momento que vive el Espanyol? Fácil. También es cuestión de hallar un relator.
El Espanyol ha llegado a este crucial fin de semana sin que nadie haya podido identificar qué le está pasando al equipo, a la afición, al club y a la prensa de que les rodea, o sea, a nosotros mismos. De ahí lo de la necesidad del relator, alguien que ponga cordura en esta locura.
Ciertos medios se alarman y llevan semanas pidiendo el cese del entrenador. La afición está literalmente acongojada ante lo que ve venir (de la silenciosa seguimos sin noticias). En el club, y hace bien, miran para otro lado sacando pecho por sus registros en redes sociales tras el fichaje de Wu Lei. Rufete y Perarnau deben estar a la expectativa. Chen llama a sus allegados y les pregunta: “Le ganaremos al Rayo, ¿no?”. Los jugadores cierran filas alrededor de su entrenador. ¿Y Rubi? Pues él respira hondo, insiste en que febrero será el mes de la recuperación y que no se le pasa por la cabeza una destitución. ¿Quién lleva la razón aquí? ¿Todos o ninguno?
De ahí la necesitad de un relator para que escudriñe cuánto de miedo hay que tener de cara a lo inminente, a lo que está por llegar desde esta misma tarde. Propongo que este relator sea relatora y se llame Victoria, y que pague su colaboración dejando tres puntos en el saco blanquiazul. Solo de este modo encontraríamos un punto en común entre todas estas respetabilísimas actitudes y opiniones que, dicho sea de paso, no sorprenden a nadie. Al menos a mí no. Solamente desde un triunfo ante el Rayo se puede empezar a construir un mes de febrero esperanzador, con una base clasificatoria que aleje un poco el fantasma del descenso y de la destitución de Rubi. Porque es evidente que la pregunta de Chen que contábamos antes ha existido. Y el presidente no habla nunca en vano... Y no da puntadas sin hilo. Ha hecho los esfuerzos que se le pidieron. Abrió la mano, colocó a su niño bonito en la plantilla (Wu Lei) y no va a permitir que su Espanyol se adentre en la parte decisiva de la temporada con un pie en la lucha por no bajar. Así que, para el bien de todos, la relatora Victoria deberá hacer bien su trabajo esta tarde en Cornellà-El Prat.