Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN MARCOS MOLINERO

‘Un Sam Cooke perico parte uno'

su forma de ver la vida y su ejemplar lucha contra las injusticias de la sociedad son extrapolables a nuestro Espanyol, a nuestros días

Marcos Molinero
13/05/2020

 

Acabo de ver el documental ‘Los dos asesinatos de Sam Cooke’, aunque conocía la trayectoria de Sam aporta una visión de la gran importancia en la música y en la sociedad norteamericana del cantante del Misisipi. La imagen de Sam, su forma de ver la vida y su ejemplar lucha contra las injusticias de la sociedad son extrapolables a nuestro Espanyol, a nuestros días, más que nunca.

Intentaré explicarles porqué necesitamos un Sam Cooke perico. En una Norteamérica segregada, racista y deplorable en temas raciales y sociales este músico decidió levantar su voz y rebelarse contra esa sociedad que los oprimía y ninguneaba. En 1957 Sam Cooke gracias a su single “You Send Me” alcanzaba el número dos en ventas tras el todopoderoso Elvis. Este hecho y que su discográfica RCA quisiera venderlo como un Frank Sinatra negro, hizo que fuera el primer artista de raza negra en actuar en el show de Dick Clark, cosa que provocó que se recibieran amenazas del KKK y que el presentador tuviera que pedir la protección de la Guardia Nacional. Sam a diferencia de otros artistas de la época escribía sus propias canciones, imágenes de su vida concentradas en tres minutos. Estando de gira por el sur del país, pararon hambrientos en un restaurante de carretera y se negaron a darles servicio, hubo un altercado, palabras malsonantes de una de las chicas del coro y la policía los paró a pocos kilómetros.

Ese incidente le abrió los ojos a Sam y decidió que intentaría abolir la segregación que imperaba en Estados Unidos, incluidos los conciertos, dónde se separaba a los espectadores por raza e incluso pagaban diferente precio, más caro los negros. El primer concierto sin segregación fue dado por Jesse Belvin pero a los pocos kilómetros del lugar del show sufrió un accidente de tráfico mortal debido a un sabotaje. Al enterarse Sam decidió no actuar en Memphis el 12 de mayo de 1961 si el público seguía separado, no actuó. Fue el primer artista de color en salir públicamente con el pelo afro, cosa que influyó en la sociedad negra mostrándose orgullosa de sus rasgos. Unos jóvenes chiquillos como Michael Jackson o Prince vieron en Sam un ejemplo a seguir y de ahí sus pelos afro en sus inicios. Espoleado por un joven Bob Dylan y las marchas contra la segregación de Washington más su amistad y admiración a otros famosos comprometidos Cassius Clay, Malcom X o James Balwin decidió que sus letras serían como las de Dylan y la política sería el eje de su trabajo. En aquellos días, los editores y sellos musicales timaban y estafaban a los músicos negros de Jazz, Blues o Soul, Sam decidió montar su propia editorial y su sello, molestando a los sellos discográficos y a la Mafia que controlaba ese mundillo.

What do you want to do ?
New mail
What do you want to do ?
New mail