Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN MARCOS MOLINERO

‘Un Sam Cooke perico parte dos'

El Espanyol necesita encontrar a su propio Sam, o el club acoger esa lucha y no dejarse pisotear por gentuza como Tebas, Roures o Rubiales

Marcos Molinero
29/05/2020

 

Si recuerdan la anterior columna, Sam Cooke era molesto para mucha gente, ¿Les suena? Cuando tres días antes de su muerte se enfrentó a Allen Klein, su manager y ejecutivo discográfico que lo tenía musicalmente esclavizado, nadie sabía que Sam aparecería muerto en un motel en una rocambolesca historia que nadie creyó, ni su gente, ni la mayoría de la sociedad ni Elvis, fan de Sam y rival. ¿Quién mató a Sam? Si fue el FBI por su relación con el subversivo Malcom X, o por su amistad con Muhammad Ali, si fue la Mafia que cumplió sus amenazas de semanas antes o unos sicarios de Klein, quien más tarde se las tuvo con los Beatles y los Rolling Stones, no lo sabremos nunca. Pues el caso se cerró precipitadamente y sin muchas investigaciones. Tras su muerte se publicó la última canción que dejó grabada y que te pone los pelos de punta por su belleza, su sinceridad y por lo visionario sobre su futuro que fue “A Change Is Gonna Come”.

El Espanyol necesita encontrar a su propio Sam, o el club acoger esa lucha y no dejarse pisotear por gentuza como Tebas, Roures o Rubiales. A los que el negocio les hace ignorar que los futbolistas son primero personas, que los clubs son por y para las personas y que el dinero no vale una vida y su negocio no estará nunca por encima del Espanyol. Quieren matarnos dos veces como a Sam Cooke, humillarnos y bajarnos como sea a Segunda. Quizás bajemos, seguramente sea en estadios vacíos, pero con decisiones como las de estos tres inmisericordes han matado el fútbol y lo han alejado de la gente que como yo creemos que el fútbol moderno es un negocio repulsivo. Entiendo que lo normal sería hacer como en otros países más sensatos y declarar la temporada nula, no entendería ganadores morales ni vencidos en una temporada excepcional. Lo justo en mi opinión sería la nulidad total, y no porque nos beneficie, es porque en mi idea de la justicia es lo mas ecuánime. No me vale dejarla como está, no es justo, ni continuarla a puerta vacía, es inmoral decretar ganadores y vencidos en un despacho como también lo es continuar ahora alterando la competición. El club debería plantarse, ser como Sam Cooke y decirles a los capataces del tinglado, preferimos bajar a segunda de pie que continuar en primera arrodillados. No hay victoriosos ni derrotados solo hay una pandemia que ha matado a mucha gente y que el negocio del fútbol no está por encima de ningún ser humano. Fali, jugador del Cadiz, es un héroe, un tipo coherente y valiente que si no se doblega debería ser un ejemplo. Hecho en falta un jugador perico con la fuerza de Sam y que se rebele contra las injusticias. Incluso el presidente del club, y más siendo de donde es, debería dar un golpe en la mesa. No basta con la tímida entrevista de Rufete, en tiempos de guerra hay que morir luchando. ¿Dónde está y quién será el Sam Cooke perico?

What do you want to do ?
New mail