Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONTRACRÓNICA

Una última jornada no apta para cardíacos

Los de Rubi no dependen de sí mismos, como sí lo hace un filial que también se ha propuesto ‘liarla’ en este tramo final que promete

Marta Mendoza Marta Mendoza
13/05/2019

 

Debía cumplir el Espanyol para seguir en la pelea y lo hizo en Butarque. Pero la alegría que dejaron estos importantes tres puntos no fue completa, porque tres también, pero en su caso goles, son los que marcó el Athletic ante el Celta. Son los leones los que atesoran esa codiciada séptima plaza y de ahí a que el Espanyol solo desee que estos pinchen. Pero en esta ocasión no pudo ser y será en la última jornada cuando se decida todo. Por lo que el próximo no va a ser un sábado apto para cardíacos. Un sábado en el que transistores, televisiones, Twitter y cualquier página que ofrezca información al minuto van a sacar humo. La pericada estará pendiente tanto de lo que suceda en el RCDE Stadium, como en Sevilla en el Pizjuán. Y es que los de Rubi lamentablemente no dependen de sí mismos, como sí lo hace un filial que también se ha propuesto ‘liarla’ en un tramo final que también promete y mucho.
Y no sé si saber que en Bilbao el resultado estaba lejos de ser favorable propició que el Espanyol, que se había ido al descanso con un jugador más, en la reanudación no diera el plus necesario como para que el Leganés sufriera. Collaron los pepineros y ahí emergió Diego López para seguir manteniendo al equipo en la lucha. Hasta que una pena máxima transformada por el pichichi perico sentenció un duelo con el que el conjunto de Rubi alcanzó los famosos 50 puntos a los que ha invitado al equipo a alcanzar y superar colgando varias clasificaciones de temporadas anteriores en la pared del vestuario. Hacer historia en este siglo está a su alcance en la despedida en casa ante la Real. Un duelo que podría acabar en fiesta grande. ¿Se imaginan?

Borja suma y sigue
El partido en Butarque no fue brillante ni de los mejores, pero el resultado sí se dio por bueno y se pudo disfrutar. Algo un tanto extraño después de haber sufrido tanto. ¡El gafe de adelantarse y dilapidar la renta parece que ya es historia! Imperial Naldo, voluntarioso Wu Lei, merecedor de premio Melendo y killer Borja, que con este doblete ya lleva 17 goles. Y como su equipo, llegará a la última jornada con algo en juego, aunque en su caso en la pelea por el Zarra. Aquí nadie se rinde, nadie baja los brazos y todos ansían cosas bonitas. Y lo mejor de todo es que pese a que el ‘Panda’ ha despertado el interés en varios puntos de Europa tras un estreno en Primera digno de admirar, los números cantan, puede que si los astros se conjuran pueda ir de visita por ella sin tener que cambiar de camiseta. ¡Quién sabe!
No sé si al final llegaremos a Europa, pero como dice Rubi, que ha demostrado ser el cabecilla ideal para comandar una tropa que en la cantera ha encontrado a sus mejores armas, lo que está claro es que van por el buen camino, que así sí se puede crecer y aspirar a algo más. Este equipo se ha propuesto demostrar que tiene mimbres para creer y con el buen tramo final que están brindando provocarán que el verano se nos haga largo, pues todavía no ha acabado esta temporada y ya estamos pensando en que por este camino, y con algún refuerzo interesante, es indispensable, la siguiente promete. Así que solo podemos darle las gracias a todo el equipo por ello. Al fin parece que la ilusión ha vuelto y esperemos que para quedarse.
Este equipo, que en Butarque ya superó la puntuación de la primera vuelta, ha demostrado que ha ganado en madurez, solvencia y que a base de trabajo y empeño ha sabido hacer de un gran bache un enorme aprendizaje. Que se están sentando unas buenas bases y que de no haber fallado tanto la Champions, esa que Chen auguró tan precipitadamente a su llegada, no hubiera sido nada descabellada en una temporada de contrastes en el que todo estará abierto hasta el final. ¡Ya ni recuerdo cuanto hacía que no estaba tan pendiente hasta el final por algo positivo!