Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI SOLSONA

Tres puntos muy valiosos

El cuadro de Rubi el que se llevó el gato al agua, aunque en la primera parte el dominio correspondió a los de casa

Dani Solsona Dani Solsona
08/04/2019

 

Tanto el Girona como el Espanyol tenían que demostrar en el partido de ayer quién sería capaz de romper con la racha tan negativa de resultados. En casa por parte de los gerundenses, que no ganan desde hace cinco meses; y fuera por parte del Espanyol, que solo había conseguido una victoria en Huesca. Fue el cuadro de Rubi el que se llevó el gato al agua, aunque en la primera parte el dominio correspondió a los de casa, que llegaban con cierto peligro, pero abusando de los centros al área para Stuani. Sin embargo, tanto Hermoso como Naldo no permitieron que pudiera rematar a puerta, haciendo perder así la baza más ofensiva de los locales (quizá esta es una de las razones de los malos resultados de los de Eusebio).

Por contra, el Espanyol no se encontraba cómodo en el centro del campo por el poco control de sus medios y la poca participación de Borja Iglesias, que se esfuerza pero no encuentra su mejor momento. Melendo tampoco podía enganchar con Darder y Víctor Sanchez, y solo Wu Lei se movía con velocidad, aunque una vez más en algunas acciones no elige bien la mejor opción.

La segunda parte cambió la decoración del duelo. Los medios se adueñaron del centro del campo y se llegó a zonas de influencia con cierto peligro hasta que Darder marcó dejando muy tocado al Girona y dando alas a los pericos. Sin embargo, tras unas manos de Rosales dentro del área y previa consulta al VAR, el árbitro señalaba el penalti que Stuani se encargaba de transformar para poner el empate en el marcador, que ya parecía definitivo.

Pero el chut de Darder desde bastante lejos cogió por sorpresa al portero Bono con la mala fortuna que el balón, después de tocar en el palo, le rebotó en la espalda y se introdujo en el marco para así certificar una buena victoria.

Las noticias más...