Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN DANI BALLART

Todos con Rubi

Humildad, planteamientos, entrenamientos y ambición han sido las claves para ganarse el respeto de unos y otros

Dani Ballart Dani Ballart
10/09/2018

 

El fichaje más importante de esta temporada es Rubi. El míster ha conseguido meterse en el bolsillo a todo el vestuario y la dirección deportiva en tiempo récord. Humildad, planteamientos, entrenamientos y ambición han sido las claves para ganarse el respeto de unos y otros. Siempre es dudoso como un vestuario puede dar credibilidad a un entrenador que no atesora un bagaje exitoso como futbolista y la mejor manera de convencerlos es con argumentos y Rubi va sobrado de ellos. Un entrenador formado en equipos de base hace crecer un punto de empatía y puede llegar a entender a jugadores tanto veteranos como jóvenes. Una parte del éxito de Marc Roca en este inicio de temporada es el trato con el entrenador. Rubi tiene las palabras adecuadas para convencer a un jugador hecho en casa para que brille en la máxima competición con luz propia. A la vez, sabe como convencer a todo un veterano como Sergio García o al fichaje más caro de la historia como el ‘Panda’. Rubi incluso convence a Rufete, Òscar Perarnau y Tamudo. Exjugadores del máximo perfil deportivo exitoso que abrazan al míster al escucharle decir palabras valientes y osadas sobre lo que será esta temporada. Amigos, unos y otros no dejan de pensar cómo hacer mejor a este Espanyol para llevarlo a conquistar plazas europeas. Si no fuera así, se quedarían en casa. No son de perder el tiempo. Rubi tiene delante suyo el proyecto más bonito de su vida. Sin casi refuerzos, su idea es hacer mejores a cada uno de sus jugadores. Como si de un pulidor se tratara, tiene claro que en su vestuario hay diamantes para poder brillar. Los jugadores, sedientos de grandeza, miran al entrenador cada sesión para no defraudarle, porque saben que con él sus revalorizaciones irán viento en popa. A la grada también nos ha convencido, solo nos queda no perder los nervios con derrotas que serán duras, pero necesarias para seguir creciendo. Tiempo al tiempo y sean pacientes, como siempre lo han sido.

Las noticias más...