Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN ORIOL VIDAL

‘Stratego’ Machín

Machín y su gente leen bien, aunque serán los partidos inminentes los que permitirán disparar las expectativas

Oriol Vidal Oriol Vidal
29/10/2019

 

A punta todo Machín en su libretita. Todo bueno, en el Ciutat de València. La fulgurante metamorfosis perica es un hecho y baste el gol de Bernardo para explicarlo. Este Espanyol es trabajo que cala: desde la estrategia hasta el posicionamiento, como ilustró la pluscuamperfecta presión del equipo en todo momento. Total, tres puntazos, pero una imagen de solidez y progresión que lo invade todo de fe. Justo que parecía extraviado en el RCDE. Y hace nada.

Venció el Espanyol donde nadie lo hizo en los últimos diez partidos. Gustó por su determinación, por su afán por cumplir un plan que, ahora sí, se ve muy claro. Pedrosa y Víctor Gómez (sobresaliente partido del chaval) descosieron a los granotas y, tras varios avisos de Darder y una impropia definición de Ferreyra en una situación franca, llegó el gol. Porque este Espanyol ha dado con todas las teclas, incluida la del ENTER. 0-1 en Bulgaria, 0-1 en Valencia y rearme moral para lo que toque: San Mamés o la visita del Valencia, qué mas da. El desconcierto ya no existe y aquí todos muestran su verdadera envergadura.

Bernardo imperó en el sistema de tres centrales que conoce al dedillo, pero de sobresaliente hay que calificar la tarea de sus escuderos: sobre todo, David, desviviéndose en cada acción por el flanco izquierdo: todo un ejemplo de sacrificio por el bien común. Víctor Sánchez sigue firme pese a una mácula que pudo costar muy cara al principio. Roca se eleva con el grupo y resultó fuente de oxígeno en la segunda mitad, con el Levante a la tremenda. Y luego, está el Monito: pese a una cierta tendencia a la hiperrevolución, es el guerrillero ideal para intentar cualquier revuelta. Sirvió el centro para Espinosa (el Mati participa en la mitad de goles del equipo, según recordó RCDE Stats) y combatió sin desmayo para conquistar cada palmo de terreno. Ayer no estuvo solo, porque la pizarra de Machín plantó al grupo de cine sobre el césped. Tremendo tutorial para cualquier aspirante a técnico.

Nos queda pues una planificación que Chen no remató, un pésimo arranque que lastra y ahora hasta una pelota nefasta para el telespectador. Pero la evolución perica se ve clara y ayer alcanzó los 90 minutos, sin lagunas, tras amagar en el inicio del segundo acto con un repliegue excesivo. Pues no: Machín y su gente leen bien, aunque serán los partidos inminentes los que permitirán disparar las expectativas. Ayer, con la urgencia del colista, se vio a un gran Espanyol. Ha regresado hasta el ansia por verle jugar. Calma en el cumpleaños 119 y a confirmar esta efervescencia.

Las noticias más...