Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN JORDI LUENGO

Si volver es ganar, que esto sea para salvarse

Ya no hay marcha atrás, la competición regresa y al Espanyol se le presenta una nueva oportunidad para revertir una de las temporadas más decepcionantes de su historia

Jordi Luengo Jordi Luengo
12/06/2020

 

Durante casi tres meses han sido abundantes las opiniones críticas sobre la posibilidad de reanudar el campeonato tras tenerlo que suspender durante tanto tiempo por culpa de la Covid-19. Muchas, entre las que me incluyo, no acababan de ver claro que el fútbol regresara. El fútbol, y el deporte en general, perdía todo su interés ante una crisis sanitaria en la que había muchas vidas en juego. Las noticias durante bastantes semanas no daban demasiadas esperanzas de que esta esperada ‘nueva normalidad’ llegara pronto. Pero en LaLiga, sobre todo Javier Tebas, solo tenían una idea en sus mentes: regresar. ‘Volver es ganar’ manifestó en varias ocasiones.

Este jueves 11 de junio, la competición se reanudará con un protocolo integral para salvaguardar la salud de todos los involucrados. Y regresará, sobre todo, porque como solía decir Jorge Valdano, ‘el fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes’. El deporte rey tiene cosas muy buenas como cuando Drogba hizo de interlocutor y generó una tregua en la guerra civil de Costa de Marfil, de unir al pueblo venezolano durante la Copa Ámerica de 2011… Pero también demasiados intereses económicos en juego. Ya no es como antes. Cada vez manda más el dinero. Y eso todos parecen tenerlo claro.
La Juvenil 1991 se manifestó este lunes con una pancarta en la que se leía ‘no vuelve el fútbol, vuelve su negocio’. Una declaración con la que coinciden casi todas las aficiones. Y es que nadie ha querido perder la parte del pastel que le correspondía. El único perjudicado ha sido el aficionado. Ya no hay marcha atrás, la competición regresa y al Espanyol se le presenta una nueva oportunidad para revertir una de las temporadas más decepcionantes de su historia. La ilusión inicial se ha ido convirtiendo en una pesadilla. Pero aún hay vida. Tenemos por delante 11 jornadas para conseguir otro milagro y evitar el descenso. Pero faltará uno de los ingrendientes más importantes.

El fútbol, por encima de todo es pasión. Pasión entendida como uno de los motores más potentes en la sociedad, y que permite crear un lazo emocional prácticamente indestructible entre el equipo y el aficionado. Pero los pericos, de una manera u otra, estarán con los jugadores. Todos nos jugamos mucho.

LaLiga no es la única que regresa. En La Grada, a partir del próximo sábado, también volverán las dos ediciones por semana y lo haremos soñando con seguir en Primera.