Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI SOLSONA

Las segundas partes sí son buenas

Con la presencia de toda la artillería en el campo -Borja, Wu Lei y Ferreira-, la defensa y media del Rayo no daban a basto

Dani Solsona Dani Solsona
11/02/2019

 

Como ya viene sucediendo en algunos partidos, la primera parte no se pareció en nada a la segunda. Y a veces es difícil encontrar una buena explicación. Pero es verdad que en el inicio el equipo, quizá, estuvo más agarrotado, con poca intensidad y el balón no corrió con la velocidad adecuada, dando tiempo al rival a posicionarse con sentido y dificultando mucho encontrar espacios por donde transitar hasta el marco contrario. Por contra, el Rayo casi siempre llegaba, en acciones ofensivas, con posibilidades claras que no encontraron la portería salvo en una ocasión, que puso las cosas muy difíciles para los de Rubi, a los que no les quedaba más remedio que salir a por todas en la segunda.


En la reanudación fue otra historia ya desde el inicio. Conscientes de la situación, el balón ya circulaba a otro ritmo, había mas movilidad en ataque y solo quedaba ser más precisos en los últimos metros. Con la presencia de toda la artillería en el campo -Borja, Wu Lei y Ferreira-, la defensa y media del Rayo no daban a basto para frenar a todos, siendo Wu Lei el mas incisivo en los metros finales y provocando la acción del penalti aliviando a toda la parroquia perica, que veía que la remontada era posible.


Pero quedaba lo más emocionante del partido, que llegó cuando Darder marcó el segundo, anulado después por el VAR por fuera de juego de Rosales, viendo como se iba al traste la victoria. Pero a veces el fútbol es justo con el que se lo merece más y, como no podía ser de otra manera, los mismos protagonistas de la anterior jugada nos regalaban, con un centro desde la banda que Darder empalmó con una volea magnífica, un gran gol que desató la euforia en el terreno de juego y en la grada.

Las noticias más...