Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN MECA

“Quiéreme cuando menos lo merezca, que será cuando más lo necesite”

Este equipo tiene fútbol, y el entrenador ha demostrado que sabe sacar la mejor versión de todos y cada uno de nuestros jugadores

José Antonio Meca
04/01/2019

 

Es algo muy común, aplicable a la mayoría de seres humanos. Cuando las cosas van bien, todo son palmaditas en la espalda y te salen amigos por todas partes. Cuando las cosas vienen torcidas o no salen, por los motivos que sean, es cuando más se necesita el apoyo y el consuelo de la gente que nos quiere y, muchas veces, es cuando más sólo te ves y cuando los que crees que crees que más te quieren son los que más te dan la espalda.

En el fútbol esto no es diferente, y menos en un club con una afición con tendencias tan pirómanas como la nuestra. Todo el mundo tiene un motivo para estar disgustado y cuando las cosas no van bien a nivel deportivo, hay quien aprovecha la coyuntura para cargar con todo.
“Este equipo es mentalmente débil”, decía no hace mucho Quique Sánchez Flores en una de sus últimas apariciones en los medios. Lo que no explicaba era que seguramente él era un directo responsable de haber minado la confianza de algunos componentes de la actual plantilla, especialmente de los jugadores más jóvenes. Y el caso es que, probablemente, no le falte razón. De todos modos, lo que sí sabemos es que este equipo, con los mismos jugadores, si disponen de confianza y paciencia, juegan mejor.

Lo que hemos visto durante los primeros partidos de la temporada, no era una casualidad. No se ganaban los partidos por fortuna, se ganaban porque el equipo era claramente superior al rival, incluso era superior en los partidos que se perdían. No puede ser que todo vaya a salir mal a partir de ahora ni que se les haya olvidado jugar.

El equipo tiene que recuperar su nivel y para poder conseguirlo es muy importante, que encuentre el máximo apoyo posible por parte de la afición. Es el momento de sumar fuerzas, cada uno que haga lo que pueda, desde el primer al último perico. Hay que salir de esta dinámica cuanto antes y es fundamental que tiremos todos del carro.

Este equipo tiene fútbol, y el entrenador ha demostrado que sabe sacar la mejor versión de todos y cada uno de nuestros jugadores.

Brindo por ello, porque tengan ustedes un feliz año y porque en este 2019 veamos partidos de competición europea en Cornellà. Si todos sumamos nuestro granito de arena, ¡no lo descarten!