Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI SOLSONA

Un punto muy trabajado

Ni Marc Roca ni Granero ni Melendo eran capaces de hacer tres toques con las consiguientes pérdidas

Dani Solsona Dani Solsona
10/03/2019

 

Contra el Athletic es uno de los partidos, junto con el Eibar, que catalogo como diferentes a otros por la manera que tiene el rival de afrontarlos. Como pudimos comprobar, la exigencia fue máxima hasta el último segundo. Ya en la primera parte, el control del juego fue total por parte de los de Garitano, que ejercían una gran presión en el medio del campo. Ni Marc Roca ni Granero ni Melendo eran capaces de hacer tres toques con las consiguientes pérdidas y ataques que, si bien es cierto que no llegaban a producir ocasiones, sí que deshacían cualquier posibilidad de ataque espanyolista.

Solo en la única jugada trenzada en la medular, Granero conectó con un pase al desmarque de Wu Lei y para que este dejara el balón a Ferreyra, que empalmó una volea ganadora anotando su primer gol con la camiseta del Espanyol. En ese momento, la posesión era del rival pero este no encontraba la manera de llegar con claridad por la buena disposición de los jugadores espanyolistas.

Ya en la segunda parte, vimos como el Athletic seguía presionando... ¡y de qué manera! Aunque su juego no es muy brillante, los leones no dan un momento de respiro y lo intentan, centrando balones al área. Ese era el momento en que la defensa del Espanyol tenía que sacar balones delante de Raúl García, que era el más dotado en este aspecto, al margen de las subidas de sus centrales cuando era a balón parado.
Hay que destacar el comportamiento de todos los pericos, pero sobre todo de Naldo y Hermoso, que hicieron un partido magnífico, secundados también por el gran trabajo de los de banda. Pero como no podía ser de otra manera, el único jugador capacitado para rematar empató el partido, resultado que seguramente era lo más justo.

Las noticias más...