Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN JORDI LUENGO

Prohibido rendirse

Pese a la lógica desilusión que se vive, tampoco creo que sea el momento de quemarlo todo, sino más bien lo contrario.

Jordi Luengo Jordi Luengo
06/04/2019

 

A falta de ocho jornadas para la finalización del campeonato y con el equipo a seis puntos del descenso, la preocupación, desánimo y enfado se han instaurado entre la afición espanyolista. El partido ante el Girona se presenta muy importante para, en cierta medida, devolver la tranquilidad al club, ya que una derrota podría hacer que el clima que se respira en el entorno se enrareciera todavía más. Aunque el vestuario ha dejado claro que no hay preocupación, muchos pericos ya han sacado la calculadora.

Tras el partido ante el Getafe, en el que una vez más el equipo no supo mantener la ventaja, Rubi manifestó que “jugando así no creo que se pueda luchar por Europa”. Y es que el sueño europeo se ha ido esfumando poco a poco al haber sumado solo 14 puntos en las últimas 19 jornadas. Pese a la lógica desilusión que se vive, tampoco creo que sea el momento de quemarlo todo, sino más bien lo contrario. Bajo ningún concepto hay que bajar los brazos y todo el espanyolismo, desde el primero al último, debe poner su granito de arena para revertir esta ‘crisis’ que estamos viviendo en bastantes aspectos.

Y este jueves tuvimos un buen ejemplo de cómo hacerlo. Una socia perica que lucha contra una enfermedad infecciosa poco conocida en España, estuvo en la ciudad deportiva explicándole a la plantilla qué es el Lyme. Elisabet lleva más de un año luchando para recuperar su salud y, pese a las dificultades que se está encontrando, peleará al máximo por lograrlo sin conocer qué final le espera. Y ese espíritu de sacrificio, de rebeldía ante las injusticias y de querer revertir una situación que, por desgracia, le ha tocado vivir, es el que me gustaría ver en los jugadores, en el cuerpo técnico, en la afición y en todo el club. Como bien dice su eslogan, está prohibido rendirse.

Los pericos siempre nos hemos caracterizado por luchar ante las adversidades y las injusticias que vivimos, que no son pocas. Pues quizás ahora ha llegado el momento de pensar solo en el Espanyol, solo en blanquiazul. De sumar de la misma manera en que los hemos hecho en las situaciones más complicadas de nuestra historia de las que, por cierto, siempre hemos salido. Si hace unos años reaccionamos con el ‘Tots junts podem’, ahora está claro que no podemos rendirnos. Y para eso hemos de seguir picando piedra para volver a soñar con un gran Espanyol. Entre todos debemos recuperar la ambición y la ilusión. No hemos de resignarnos, sino rebelarnos.

Las noticias más...