Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONTRACRÓNICA

Pedrosa ‘gripó’ al Alavés

Me hace ser muy optimista ver que el futuro del equipo pasa por la casa. Que estos chicos con ADN perico nos están brindando ilusión

Marta Mendoza Marta Mendoza
14/04/2019

 

Dani Pedrosa, expiloto de MotoGP, decidió retirarse al final de la temporada pasada, pero su apellido seguirá sonando, y asociado a una moto, gracias al canterano perico Adrià Pedrosa. Un chaval con el que ayer hubo justicia divina después de una desacertada decisión que ha traído cola. De ahí a que, más allá de que fuera su primer gol en Primera, lo celebrara como un loco, con rabia y, lo más importante y significativo, pegándose con fuerza en el escudo y mostrándolo. Poco más hay que añadir sobre el canterano, que al mando de su moto, como él mismo lo definió tras el partido, puede darnos muchas alegrías actuando por el carril izquierdo de la pista. El zaguero, que les guste o muchos o no es perico, promete. Rubi ya ha demostrado que cuenta con él y éste le ha devuelto esa confianza en forma de gol. Con un tanto que contribuyó a que el Alavés, siguiendo con el argot del motociclismo, ‘gripara’ su motor en un duelo con regusto europeo. En un partido en el que había sed de venganza por cómo se perdió en Mendizorroza. Esperemos que ahora esta victoria le de todavía más alas al equipo para que, aunque no quiera decirlo muy alto, pueda darnos un tramo final de ilusión por pelear por algo bonito e ilusionante como es Europa. Cambiar el destino del club en los últimos años de travesía en el desierto y hastío en las últimas jornadas.

Generación Chen al poder
Si de algo también valió el choque de ayer ante el Alavés fue para volver a sacar pecho con nuestra cantera, que si algo nos está brindando es esperanza. En este partido, en el que lamentablemente hubo una pobre entrada pese a que el club decidió regalar 6.000 entradas, recuperar el calificativo destinado a una hornada de jugadores que hace dos años irrumpieron en el primer equipo, aunque los ahora presentes no acabaran de tener alguien en el banquillo que les brindara la continuidad que todo joven jugador necesita para explotar. Pero ahora, con el de Vilassar al mando, estamos asistiendo a la mejor versión de un Marc Roca inconmensurable y a un Melendo que partido tras partido se gana más a pulso el calificativo de mago. Y es que este chico tiene algo especial como demuestran las dos asistencias de gol que dio. Es innegable que cuando él tiene el balón pasan cosas, y muy positivas. Por lo que cabe ser muy optimista al ver que el futuro del equipo pasa por la casa. Es un orgullo ver que, tal y como apuntó el propio Moisés Hurtado -técnico del Juvenil A y excolumnista de este diario- en redes, están llegando los frutos de “muchas horas de trabajo de mucha gente -algunas sin el reconocimiento que debieran-. Ese es nuestro camino. Cuidémoslo”.

Pero tampoco podemos pasar por alto la reivindicación de futbolistas como Víctor Sánchez, el chico para todo, o por ejemplo Naldo, siempre eficaz cuando ha de sacar la escoba. Como también eficaz y trascendente fue el reaparecido Óscar Duarte, que salvando un gol visitante permitió que todo fueran sonrisas y alegría. Que reinara la calma en un equipo capaz tanto de abrir bocas, me refiero a cuando no le sale nada y muestra su peor versión desatando las críticas, como de cerrarlas. De callar bocas con actuaciones como la que firmaron ante el cuadro babazorro. Estaría bien alguna vez no acabar sufriendo hasta el final, pero la realidad es que eso forma parte de nuestra idiosincrasia y que quizás eso acabaría restando emoción y valor a los triunfos logrados. La afición necesita alicientes y por suerte el equipo parece haber decidido darle motivos a su hinchada, que ayer demostró estar más que entregada, a no desconectarse antes de hora.

Al principio les hablaba de justicia divina en el caso de Pedrosa por el lamentable episodio del derbi y la famosa camiseta, pero a esa misma justicia me refiero para describir el sonoro homenaje de los que hicieron rugir el RCDE Stadium cuando en el minuto 12 hubo ovación y cánticos hacia Calzón. ¡No merece menos!

Las noticias más...