Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN CRISTIAN BASSAS

Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege

Lo realmente importante es que, la presente crisis epidemiológica mundial motivada por el Covid-19, se resuelva lo antes posible y con los menores efectos en la salud, la economía y la sociedad.

Cristian Bassas
18/03/2020

 

Como dice aquella célebre frase de Jorge Valdano, ‘el fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes’. Lo realmente importante es que, la presente crisis epidemiológica mundial motivada por el Covid-19, se resuelva lo antes posible y con los menores efectos en la salud, la economía y la sociedad. Todo ello, gracias al gran compromiso de los profesionales de la sanidad y a la responsabilidad cívica de la población.

Pero, bajando al terreno deportivo, será bueno recordar que, tras el golpe recibido en Pamplona el 26 de marzo de 2009, un Espanyol colista de Primera División empezó a preparar, en Navata, la recta final de la liga. Según expuso Mauricio Pochettino, el plan era estar juntos, trabajar y encarar ese tramo final en unas óptimas condiciones a todos los niveles. El plan salió a la perfección, ya que el equipo ganó 24 de los 30 puntos posibles y terminó en décima posición.

De nuevo, tras una dolorosa derrota en Pamplona, el pasado miércoles la plantilla del primer equipo se concentró en Torremirona (Navata). Sin embargo, dicho plan ha quedado truncado ya que LaLiga, el pasado jueves 12 de marzo, comunicó que, de acuerdo con las medidas establecidas en el Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo, se decidía el aplazamiento, al menos, de las dos próximas jornadas.
Lo que más deseamos todos los pericos es tener la oportunidad de revivir la proeza de aquella temporada 2008-09 y consolidar en el verde la permanencia del equipo en Primera División. Pero, pese a que por el momento únicamente se han aplazado las dos próximas jornadas y la decisión de LaLiga deberá de ser nuevamente revaluada en su momento, lamento decir que, a fecha de hoy, veo por lo menos complicada su reanudación. La pandemia de coronavirus que afecta especialmente al continente europeo parece que empeora.

Es por ello que, en el no deseado e hipotético supuesto que no puedan disputarse los 33 puntos que restan de liga con todas las garantías debidas y en condiciones en las que no se adultere la competición, y aludiendo aquel aforismo latino que dice “Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege” (ningún delito, ninguna pena sin ley previa), entiendo que, en el supuesto que no estuviera prevista expresamente y de forma clara la ‘condena’ del descenso en el escenario que nos ocupa, no deberían derivarse consecuencias negativas para ninguno de los equipos de Primera División en el sentido de que todos ellos deberían mantener la categoría. No se habrían dado las condiciones previstas antes de iniciar el campeonato que hubieran motivado el descenso de ningún equipo.

El Espanyol es un equipo que pertenece a la Primera División por lo que tengo toda la confianza en que, en el deseado supuesto de que se reanude la liga con las debidas garantías, los de Abelardo, con el apoyo de toda la afición, obtendrán la salvación luchando en el terreno de juego. Pero, si desgraciadamente no tenemos esta oportunidad y la liga finaliza de forma prematura sin agotar todos los partidos, espero que los dirigentes del club sabrán defender los intereses y derechos de esta institución histórica ante este escenario sin precedentes conocidos.

What do you want to do ?
New mail
Las noticias más...