Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN JOSEP DANON

Nuestros seis minutos

nuestros jugadores habrán tenido más de tres meses para alejar los fantasmas, el pesimismo y los gafes de sus cabezas, y van a empezar con las pilas a tope y muy motivados

Josep Danon
10/06/2020

 

Muchos de nosotros nos preguntamos qué opciones tiene nuestro RCDE de remontar la actual situación y salvar la categoría, si la Liga se reanuda finalmente como está previsto.

Muchos de los pericos con quienes comento este tema, tiran de estadística y se muestran muy pesimistas. Se preguntan por qué nuestro equipo debería hacer algo distinto en las once jornadas pendientes, de lo que no ha hecho o no ha sabido hacer durante las 27 jornadas anteriores, y muy en particular, desde que Abelardo tomó las riendas del equipo allá en el mes de enero.

De hecho, los más pesimistas comentan que Abelardo cogió al equipo a cinco puntos de la salvación, y que ahora, tras los sonados fichajes, esa distancia no solamente no ha disminuido, sino que se ha ampliado hasta los seis puntos.

Otros enfatizan el hecho que hemos tenido varios jugadores afectado por la Covid-19, algunos de los cuales se tuvieron que aislar durante muchos días en una habitación de su casa, para concluir que cuando la liga se reanude, nos hallaremos incluso en peores condiciones que cuando se suspendió.
Pero amigos, no hay que olvidarse que un equipo de fútbol, y, en general, cualquier grupo que practique deporte de alta competición, es en sí mismo un estado de ánimo.

Para ilustrar esto recurriré a una metáfora, sobre un hecho que guarda una cierta similitud, desde mi punto de vista, y salvando las diferentes connotaciones, y que sucedió hace 16 años.

Me estoy refiriendo al famoso partido de los seis minutos, secuela del que jugaron, y no pudieron concluir, Real Madrid y Real Sociedad el 12 de diciembre de 2004, debido a una amenaza de bomba, cuando quedaban tan solo seis minutos para el final, y que contaba con un resultado de empate a uno.
Los seis minutos finales se jugaron el 5 de enero del año siguiente, con la particularidad de que, en el ínterin, el Madrid cesó a García Remón, que fue sustituido por Vanderlei Luxemburgo.

La dificultad de darle la vuelta al marcador en seis minutos, sin tener a penas tiempo de entrar en juego, era enorme. Obviamente, Luxemburgo tuvo que respetar la alineación que había presentado García Remón el 12 de diciembre, pero introdujo algunas modificaciones tácticas y, sobre todo, mucha motivación. El desenlace ya lo conocen ustedes. En esos seis minutos, Ronaldo provocó un penalti que transformó Zidane, y el Madrid se llevó la victoria.

Pues bien, en nuestro caso, la amenaza de bomba sucedió el 14 de marzo con el Decreto de Estado de Alarma, y nuestros seis minutos son los once partidos que quedan por delante.
Desde que la Liga fue suspendida hemos recuperado completamente a Campuzano y a Raúl de Tomás (recordad que tenía muchas molestias que lo tuvieron apartado varios partidos de los terrenos de juego), y el equipo ha podido dejar atrás el lastre físico de una nefasta pretemporada y de participar en tres competiciones. Los jugadores están empezando física y anímicamente desde cero.

Por otro lado, la ausencia de público puede ser, contrariamente a lo que pudiera parecer de buen principio, un elemento positivo, ya que les restará presión psicológica en casa. La ausencia de público en desplazamientos a campos tan difíciles como los del Getafe, Betis o Barça puede ser un factor importante para equilibrar la balanza y aspirar a la victoria.

Y lo más importante, nuestros jugadores habrán tenido más de tres meses para alejar los fantasmas, el pesimismo y los gafes de sus cabezas, y van a empezar con las pilas a tope y muy motivados. En definitiva, amigos, vamos a por nuestros seis minutos, ¡que podemos!

What do you want to do ?
New mail