Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DANI BALLART

Con la muerte en los talones

Hay que honrar la profesión e, independientemente de las circunstancias, hay que darlo todo mientras haya esperanzas

Dani Ballart Dani Ballart
07/07/2020

 

La primera parte fue vergonzosa. Hay que honrar la profesión e, independientemente de las circunstancias, hay que darlo todo mientras haya esperanzas. Matemáticamente no somos equipo de Segunda pero mentalmente lo somos desde la derrota del Levante en casa. Este equipo hace jornadas que tiró la toalla y no hay entrenador que pueda tocar la tecla para que saquen el orgullo. La indignación se iba apoderando de todos nosotros a medida que los minutos se iban consumiendo. Nada que hacer. Sin ganas de presionar. Sin hacer faltas, sin crear juego ofensivo. Secos. Estamos totalmente drenados. No hay ninguna motivación. De las peores primeras partes de mi vida. El Leganés se apuntó a la fiesta y fue un invitado excelente. Viendo el rival, se mimetizaron para no molestar demasiado al equipo anfitrión.

La segunda parte apuntaba a otro bodrio. No fue un bodrio, fue algo incalificable. La vergüenza fue mayúscula. No hay nada que pueda definir lo que estamos sufriendo. Una derrota más con una de las peores imágenes que hemos visto. Dejando de lado el tema deportivo, ¿alguien piensa en los socios? ¿Cómo seguir ilusionando a unos pericos que están viendo uno de los peores momentos de la historia?

Hay mucho mutismo en el Espanyol. Un silencio doloroso hasta el punto que me da la sensación que los cordones umbilicales de todos los estamentos están cortados. Nos hundimos y no hablo en lo deportivo. Estamos muertos en todos los sentidos. Espero que tengamos suerte en el futuro.