Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DANI SOLSONA

La montaña ya no es tan alta

Cuando todo parecía perdido, la entrada de Vargas y Pedrosa, sumándole una lesión del central que nos favoreció, fue aprovechada por Ferreyra

Dani Solsona Dani Solsona
17/09/2019

 

No parecía el campo mas propicio para sacar puntos y aún menos cuando el resultado se puso en contra. Pero la reacción del equipo en la segunda parte fue fantástica, dejando atrás los últimos tres partidos sin perforar la portería contraria. Las grandes dificultades que presenta el Eibar cuando actúa de local son su juego por bandas, con centros a sus dos atacantes que van bien por alto, las segundas jugadas y rechaces, e intentar aprovechar el balón parado. Y lo hace de maravilla. En una de ellas, Ramis lo aprovechó para inaugurar el marcador. Cuando todo parecía perdido, la entrada de Vargas y Pedrosa, sumándole una lesión del central que nos favoreció, fue aprovechada por Ferreyra que encontró un hueco para empatar. Tuvo mala fortuna el argentino, que se lesionó en la parte posterior de su pierna izquierda y estará alejado de los terrenos de juego algunas semanas.

Se había cambiado la dinámica, y Pedrosa recuperó un balón y, con su velocidad, metió un centro que Granero, que seguía la jugada solo, mandó al fondo de la red poniendo el pie. Se logró darle la vuelta al resultado en un campo tan difícil y complicado, algo que otorga confianza de cara a un tramo difícil que se avecina en las próximas semanas.

Las noticias más...