Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

OPINIÓN

‘Más espanyolismo’

José Sánchez José Sánchez
12/01/2018

 

Parece que el Espanyol se ha aplicado a rajatabla aquel dicho de ‘año nuevo vida nueva’. 2018 arranca con cambios radicales en la estructura del club y un buen comienzo deportivo al encadenar dos victorias consecutivas en Liga y lograr meterse en cuartos de final de la Copa del Rey remontando una eliminatoria en la que había perdido en la ida, algo que no había ocurrido nunca; ahora el sorteo les brinda la oportunidad de volver a hacer historia.

Quique por fin ha perdido el miedo y ha dejado a David López en el centro del campo a la espera de que los de atrás espabilen y se ganen el sueldo. La vuelta a su sitio del ‘Kaiser de Sant Cugat’ le da al equipo más empaque ofensivo, que es lo que nos hacía falta. Quique debe soltar la cuerda e ir a por los partidos, por lo menos ante los rivales de nuestra liga.

Y a dos semanas del cierre del mercado invernal las puertas de ‘Corneprat’ parecen abiertas de par en par, sobre todo para salir. Tras el cese del Consejero Delegado se rumorea la posible marcha de Quique. Si se confirma demostraría el poco compromiso del técnico con la institución. Parece que los refuerzos llegarán para fortalecer la estructura, no el equipo. En nuevo hombre fuerte de Chen, Adolf Rousaud, tiene por delante una dura tarea para granjearse la simpatía de la afición.

Cuando lo entrevisté en La Grada (19 de mayo pasado), insistió en mantener la hoja de ruta del proyecto Chen: primero, estabilizar la economía. Segundo, formar un equipo fuerte para no sufrir en el campo y tercero, crecer socialmente y “lograr la unidad de todo el espanyolismo”.

El primer paso se ha cumplido: estamos al día con Hacienda y el aumento de los ingresos por televisión y las inversiones en forma de créditos de Chen han saneado la economía, pero los proyectos para aumentar los ingresos (naming right, explotación del entorno del estadio, patrocinios…) parecen no concretarse, tal vez esta sea otra de las razones del cese de Robert. Estaríamos a medio camino para lograr un Espanyol que se autofinancie.
En lo deportivo, el parón es evidente: estamos igual que el año pasado cuando, con los refuerzos del verano, deberíamos haber dado un paso adelante. Las dudas siguen y la afición ya ha mostrado su enfado en varias ocasiones; además la grada sigue despoblada. Personalmente confío en que haremos una buena segunda vuelta.

Pero creo que es el momento de dar un golpe de timón y poner la tercera pata: el área social, en primer lugar.Los grandes comunicadores utilizan una frase o un eslogan para diferenciarse. Como aquel ‘Buenas noches y buena suerte’, con que despedía su programa de televisión el mítico Edward R. Murrow, y en la línea del ‘Más periodismo’ que ha popularizado Antonio García Ferreras de ‘laSexta’, yo le pediría a Rousaud ‘Más espanyolismo’. Ante el alud de críticas que se le avecinan le sugiero que se rodee de personas de aquilatado espanyolismo y apueste fuerte por proyectos pericos y por reforzar la ‘marca Espanyol’ en Catalunya, lo que es tan importante o más incluso que una buena gestión económica. Tener al espanyolismo unido y ‘enchufado’ en un buen proyecto social nos hará crecer en todos los ámbitos.