Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE MARCOS MOLINERO

‘Maneras de morir’

En unos meses pasaremos de intentar no ser de los tres peores equipos de la categoría a ser uno de los dos mejores en otra

Marcos Molinero
04/07/2020

 

El otro día no sé en qué película o en qué serie de televisión escuché una frase que me impactó e hizo que la apuntara en una de mis libretas Moleskine que deambulan por casa. La frase en cuestión serviría de coda final a esta temporada nefasta, “Hay muchas maneras de morir pero seguir viviendo es la peor de ellas”. Y en esas estamos, como equipo, como club y como afición estamos viviendo la peor de las muertes imaginables. Si nuestro Espanyol fuera una serie de HBO o peor aún, un casposo programa televisivo, el giro de guion con Rufete de entrenador es digna de “El Jefe Infiltrado” el día menos pensado veremos a Chicote en las puertas del RCDE Stadium gesticulando como un loco y gritando desesperado “¡Es que en este lugar nadie sabe hacer su puto trabajo!”, hemos pasado de una película de Filmin candidata a los mejores festivales europeos a un programucho del peor canal del TDT patrio. Mientras escribo para animarme y llevar mejor el calor escucho al grupo francés Therapie Taxi y su disco “Cadavre Exquis” que significa cadáver exquisito y claro uno va asociando...

En unos meses pasaremos de intentar no ser de los tres peores equipos de la categoría a ser uno de los dos mejores en otra. Uno de los pocos genios que nos quedan, Bob Dylan, con 79 años, ha publicado una obra maestra quizás uno de los epitafios más hermosos que un ser humano haya regalado jamás a la humanidad. “Rough and Rowdy Ways” es una colección de canciones que se meten en tu alma y hacen que vivir sea un regalo y que morir no sea algo temible. El año que viene en Segunda viviremos lo que Dylan anuncia en el título del disco. En el grupo de WhatsApp de los colegas comenté el otro día que el rock está muerto, que la música de guitarras ha pasado a ser algo residual, obsoleto y casi arcaico. Ha sido desplazado del epicentro cultural de la sociedad, el hip hop es lo que ha llegado tras décadas picando piedra a dominar el mundo. La sociedad está cambiando y debemos hacerlo a su paso si no queremos acabar como los dinosaurios. En el fútbol está pasando lo mismo y nuestro club debe evolucionar o acabará sepultado en el olvido. Lo de club familiar estaba bien en los ochenta, pero hoy es como comprarle un laúd a tu hijo y pretender que sea número uno en las listas de éxito. Muchos pensamos que con Chen íbamos a ser el nuevo Chelsea, o el actual Manchester City y ahora tememos no acabar siendo un juguete roto al estilo del Málaga o el Racing de Santander. Hay que ser valientes, y probar cosas nuevas las viejas maneras de hacer las cosas solo nos han servido para sobrevivir 120 años. Toca dar un paso atrás para impulsarse como nunca, acertar con el próximo entrenador, acertar con la confección de la plantilla y sobre todo olvidarse de querer ser Elvis y luchar por ser Kendrick Lamar. Hay futuro.