Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE CARLOS FANLO

Luchadlo, pero hacedlo por vosotros

En la tercera campaña de Gallego en el banquillo, el equipo ha podido pulir su estilo de juego hasta dar con la perfección, o casi

C. Fanlo @Fanlillo
08/05/2019

 

Está rompiendo los esquemas de cualquiera el Espanyol B. Los de los aficionados, los de los periodistas que seguimos la actualidad del segundo equipo blanquiazul, y hasta los de David Gallego y los mismos jugadores. El míster dijo no hace demasiadas semanas que no se esperaba un curso tan bueno de sus pupilos, Marc Manchón lo confirmó a este diario y ahora nos lo cuenta Carles Soria en una entrevista que encontrarán en las páginas venideras. Nadie se esperaba que, a falta de tres jornadas, un equipo recién ascendido estuviera a tan solo tres puntos de la promoción de ascenso a Segunda A.

Lo cierto es que el equipo ha competido todos los encuentros. Bueno, todos menos uno. El míster ha reconocido en más de una ocasión que el único duelo en el que el equipo no estuvo bien fue en la derrota frente al Atlético Baleares (2-0) en la primera vuelta. Totalmente de acuerdo. Pero en el resto, ya sea en casa o a domicilio, ha llevado la iniciativa y ha dominado de principio a fin. Ha tenido a su merced a equipos potentes como el propio Atlético Baleares -en la segunda vuelta- o el Villarreal B, e incluso ha logrado que los rivales cambien su forma de jugar cuando visitan la Dani Jarque. En la tercera campaña de Gallego en el banquillo, el equipo ha podido pulir su estilo de juego hasta dar con la perfección. O casi, ya que en algunos momentos de la campaña ha pecado de endeblez defensiva o falta de punch. Pero para eso es un filial, para aprender.

Nos ilusiona, y mucho, el play-off, no nos engañemos. Los que seguimos al segundo equipo blanquiazul desde hace años estamos como un niño con zapatos nuevos, viendo a jugadores con los que se ha establecido una buena relación disfrutar con lo que hacen. Contentos por hacer felices a los seguidores del club, de su club.

El duelo en Cornellà ante un rival directo fue clave, pero quedan dos jornadas en las que no se puede fallar si se quiere conseguir lo que hasta no hace tanto era algo impensable. Pero si el Espanyol se caracteriza por algo es porque los sentimientos van más allá de los resultados y, a pesar de que sería un premio enorme, nadie se va a decepcionar si el equipo no logra meterse entre los cuatro primeros. Porque viendo competir al equipo, disfrutar con el juego y las victorias, ser tan accesible para el aficionado... con todo ello es más que suficiente por parte de unos jugadores que son todo sentimiento. Las lágrimas inconsolables de la ya lejana fecha en la que descendieron a Tercera son un ejemplo de ello.

No hay nada que exigir ni nada que reprochar, pero ojalá consigan el premio. No por nosotros, ni por la entidad, sino por ellos mismos. Las lágrimas de Soria, el dolor de Salto y Salvans tras sus graves lesiones, el liderazgo de Lluís, el crecimiento de Iago, el trabajo invisible pero necesario de Manchón, los goles de Campuzano... por todo ello, os lo merecéis. Pase lo que pase, ahí estaremos. Y ojalá sea para contarlo.

Las noticias más...