Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN QUIQUE IGLESIAS

La lucha y las matemáticas del fútbol

En el fútbol cualquier cosa es posible. Trece finales a las que agarrarse como el que se agarra a las matemáticas para defender un teorema

Quique Iglesias Quique Iglesias
29/02/2020

 

"Habrá que luchar mucho”. Fernando Martorell, el expresidente, resume así el sentir del perico de siempre, de alguien que las ha vivido de todos los colores, dentro y fuera del club. La otra tarde, en la presentación de la cuarta edición de las Històries en Blanc-i-blau, Martorell lo representaba todo. Ese “habrá que luchar mucho” apela a no desfallecer, pero también inquieta por la conjugación del verbo, como si hasta ahora no se hubiera luchado lo suficiente como para seguir con vida en la Liga. Y el “mucho” indica la dificultad de quien necesita un mucho de algo para conseguir un objetivo. Martorell deja caer los ojos tras la afirmación. Su complicidad, la piel ajada por el paso del tiempo, nos aseguran algo: habrá que luchar mucho.

La realidad es que, como es su obligación, en el club miran de reojo a una necesaria reorganización en caso de descenso. Pero también mantienen el acelerador apretado de este proyecto de cinco meses que empezó en enero. “Tenemos cinco meses para darlo todo y salvarnos. Luego ya habrá tiempo para balances”, dijo Rufete.

El domingo viviremos otro episodio de este agónico jirón al que todavía estamos esperando un remiendo. Lo deben tejer los jugadores con el apoyo de una masa social que tiene cerca un abismo… y nadie sabe dónde está la anilla del paracaídas. Son 27 años los que distan del último descenso a Segunda.

El joven de 16 años de aquella Barcelona post olímpica cumplirá en 2020 los 43 años. Por entonces renovó para seguir con Camacho y cía. ¿Lo haría hoy? 27 años sin hacer algo, lo que sea, es mucho tiempo. Demasiado. Es por este motivo que el espanyolismo se enfrenta a lo desconocido. Y ante lo desconocido hay que enfrentarse aun sin saber cómo hacerlo… O lo que es lo mismo, hay que ganar al Atlético de Madrid aun sin saber cómo hacerlo. Cuando parece que el equipo de Simeone se torna invencible, va el colista y le derrota. En el fútbol cualquier cosa es posible. Trece finales a las que agarrarse como el que se agarra a las matemáticas para defender un teorema. El Espanyol lo ha hecho todo tan del revés que ha conseguido que el fútbol, que por definición no admite el 2 más 2 son cuatro, se haya dado la vuelta como un calcetín. Así de sencillo: a las cuentas es a lo único a lo que encomendarse. Si se ganan siete partidos el Espanyol estará salvado. Me cuadra. El Espanyol suma solo cuatro en lo que va de Liga. También me cuadra. Pero como aquí firmo yo, me quedo con lo primero. Buenas tardes. Tres más tres son seis.

What do you want to do ?
New mail
What do you want to do ?
New mail
Las noticias más...