Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE QUIQUE IGLESIAS

Hermoso, Borja y una mirada a Roca

El gallego sabe que es el momento de dar un salto. Y el que lo fiche tiene por seguro de que no va a fallar con su contratación

Quique Iglesias Quique Iglesias
24/06/2019

 

Hay tantas ganas de playa como de que vuelvan los entrenamientos al día a día blanquiazul, casi tantas como las de saber contra quién hay que jugarse las habichuelas en el primer mano a mano europeo en más de 12 años.

Pero mientras esperamos no nos queda más remedio que ir siguiendo el curso del mercado como si el de un río se tratara: por sus meandros corren muchos tipos de aguas que esconden un fondo oscuro. El terreno más pantanoso se pisa con el caso Mario Hermoso. El central sigue de vacaciones merecidas y desliza un ‘soon (pronto) Madrid’ en la red social Instagram. En el club se mosquean con que el caso no está siguiendo el protocolo llamado ‘habitual’, es decir, que haya un contacto efectivo entre clubes antes que el pretendiente (Atlético) llegue a un acuerdo con el jugador. Se llama ‘lógico ataque de cuernos’. Esperemos que no se enquiste.

El otro tema que empieza a coger temperatura es el de Borja Iglesias. Le quiere media España, la otra media Premier. Pero él sigue diciendo que no piensa “en otra cosa que no sea el Espanyol”. Aquí todos están jugando bien su papel. Borja ni puede ni debe decir lo contrario. Sus pretendientes deben ponerse en contacto con el Espanyol para saber que su cláusula es invariable (28 millones). Sigo apostando a que la salida de Borja será (sería) una salida lógica para las tres partes. El Espanyol sabe desde que empezó a meter goles que era un regalo para el mercado. El gallego sabe que es el momento de dar un salto. Y el que lo fiche tiene por seguro de que no va a fallar con su contratación.

La otra pata del banco se llama Marc Roca, el delicioso pivote que es inexplicablemente suplente en la Eurocopa sub-21 para un seleccionador Luis de la Fuente al que no le están saliendo demasiado bien las probaturas tras los dos primeros partidos. Queda un tercero… y quizá ninguno más. Roca, el otro al que el mercado seguro le va a tender la mano, como lo hizo el City en el pasado mercado de invierno. Tiró “la puerta abajo” como dijo Quique Sánchez Flores en su día. Con Rubi ha sido mucho mejor porque ha encontrado la regularidad y la recompensa al trabajo. Ahora se encontrará de nuevo con David Gallego, que le adora y le tiene en rojo en su libro de estilo. Hará bien el Espanyol en defender sus 40 millones de cláusula y velar para que Roca esté muchos años en el club, abrazando como hace a cada uno de sus compañeros antes del inicio de cada partido. Fíjense un día. Conmueve.

Las noticias más...