Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONTRACRÓNICA

Y el gran sueño de Rubi se hizo realidad

Este fue el triunfo de Darder y el heroísmo. Del club y la humildad. De la afición y el sentimiento. De Rubi y no tirar nunca la toalla

Marta Mendoza Marta Mendoza
19/05/2019

 

Si crees en los sueños, ellos se crearán’, dice un Albert Espinosa que tiene una extraña habilidad para generar a su alrededor una simpatía inmediata. Un luchador incansable que ha hecho de la realidad y del positivismo su bandera. Y eso, salvando las distancias, me recuerda a Rubi. Con el que hay que tener un recuerdo especial ahora que todo es de color de rosa y felicidad desmedida. Con un técnico perico que, obviamente con la contribución de sus jugadores, es el artífice de todo esto, ¡VOLVEMOS A EUROPA! Él siempre creyó. Él nunca tiró la toalla y el tiempo le ha dado la razón. Por ello, entre las imágenes que tengo guardadas en la retina de una tarde mágica, en la que también casi se nos sale el corazón por la boca, la estampa de Rubi manteado con el puño en alto es la descripción gráfica de todo lo vivido. Del triunfo del trabajo y el empeño. Del premio a nunca tirar la toalla. De una invasión de campo de esas que tanto hacía que no recordábamos. De ver al mítico Calzón tirado por el césped con los jugadores entregados a su afición. Piel de gallina. Lágrimas en los ojos. No estamos acostumbrados a esto. ¡Qué grande es ser perico! Esta vez sí, el final fue feliz. Le pusimos la guinda a un pastel que tuvo una elaboración laboriosa y con contratiempos, pero que se salvó y ha acabando teniendo un sabor exquisito. De los más dulces que hemos probado.
Europa se empezó a tocar con los dedos ya antes de que se iniciaran los dos encuentros de los que tan pendientes tuvimos que estar. ¡Menudo recibimiento al equipo! El ambiente era el de las grandes ocasiones, vibró el RCDE Stadium. La gente estaba hambrienta de alegría y el equipo de gloria. Y así era imposible no pegar bocado.

Muchas lágrimas, pero de emoción
Qué bonita se iba poniendo la tarde, cuantas sonrisas entre la pericada, pero también cuantas lágrimas. Las mías incluidas, pues debo confesar que con el pitido final toda la tensión salió como pudo. Como también le sucedió a pesos pesados del vestuario que lloraron como niños. Pero el primero en hacerlo fue Darder, aunque en su caso de impotencia de no poder seguir en el campo, en el día más importante del año por culpa de una lesión. La única injusticia que hubo fue esa, pues pocos sienten más este sueño que se ha convertido en realidad. Pocos como él, el abanderado del ‘Darderismo’, merecían tener una fiesta completa.

Y es que ayer fue el triunfo de Darder y el heroísmo. Del club y la humildad. De la afición y el sentimiento. De Rubi y no tirar nunca la toalla. La victoria de la capacidad de sufrimiento... Europa es real gracias a un grupo que ha sabido creer y empujar pese a las adversidades. A un equipo en el que todos han sumado ya sea con más o menos minutos. Un plantel en el que la cantera ha dejado su sello, en el que un jugador chino que parecía un chollo a nivel de márketing se ha ganado un hueco en nuestro corazón. Donde también habita un Panda que nos ha dejado con la boca abierta y que a base de goles ha contribuido a que el nombre del Espanyol vuelva a sonar en el viejo continente 12 años después. Así que ya saben, empiecen a preparar las maletas, porque en nada nos toca empezar a recorrer Europa. ¡Ya era hora!

Y si inicialmente me acordaba de Rubi, que en dos años ha subido a un equipo a Primera y ha llevado a competición europea a otro, también quiero hacerlo con jugadores como Javi López, Víctor Sánchez o Sergio García. Y es que tras tantos años en los que han vivido más sombras que luces, este es el premio a la entrega hacia unos colores. Ellos nos representan.
Y para despedirme, como decía el mítico Andrés Montes, ‘La vida puede ser maravillosa’. ORGULLO PERICO Y GLORIA ALS HEROIS. 

Las noticias más...