Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE QUIQUE IGLESIAS

Girona y los vídeos de la afición

Rubi llega hoy Montilivi con la ambición de ganar fuera de una vez por todas para que haya más pericos que se suban a su barco.

Quique Iglesias Quique Iglesias
06/04/2019

 

El Espanyol vuelve a Montilivi, allí donde hace una temporada debutó con éxito el gran David Gallego. Aquel triunfo selló la crisis social abierta por la malísima experiencia vivida en el segundo año de Quique Sánchez Flores, pese a que la situación en la clasificación no obligaba a calificar ese choque como una final. Hoy, el equipo regresa a Girona aún apurado por el apretón de los de atrás. Ni siquiera el Huesca está desahuciado como sí lo estaban los colistas en la pasada Liga.

Hay gente que compara los devaneos de Quique con los de Rubi de hoy. Le culpan de inmovilismo, de no reaccionar con decisiones técnicas en los partidos, de perpetuarse con el 4-3-3… Igualan a ambos técnicos en una incapacidad para escapar de la mediocridad. ¿Realmente son tan parecidas las situaciones? ¿No creen que hay un mundo entre este Espanyol y aquel que dejó QSF y liquidado por Mr. Chen tras una llamada al orden de China un viernes por la tarde? Creo que este Espanyol es hoy mejor y, gustos técnicos al margen, el proyecto tiene un líder que quiere quedarse y seguir apostando por su idea que, equivocada o no, es la que ha elegido el club para que se lleve a cabo.

Quique había tirado la toalla desde el verano anterior. Rubi no. Rubi llega hoy Montilivi con la ambición de ganar fuera de una vez por todas para que haya más pericos que se suban a su barco. Insiste. E insiste. Y es de agradecer pese a que en conferencia de prensa cometa errores como el de ayer, metiéndose en líos de presupuestos y comparaciones con el Girona, hoy rival. Con la salvación en vías de ser solventada (ya sea por méritos propios o ajenos), el entrenador tiene que ser más fuerte que nunca para conformar un segundo proyecto perfeccionado y, ya sí, sin tanto margen de fallo.

Será entonces, la próxima Liga, cuando ya se le exija algo al vestuario desde el principio… y al club: que se hable alto y claro sobre las intenciones, ambiciones y objetivos concretos. Es el cuento de siempre, que nunca acaba. Al Espanyol le falta una figura de peso que marque la línea. Y que la gente le crea, claro. El club prepara una campaña de renovación de abonos basada en los vídeos que la propia afición perica graba cuando celebra la experiencia de acudir a Cornellà-El Prat. Es quizá un primer paso importante: darle al aficionado la oportunidad de manifestarle al club, a través de sus imágenes, lo que quiere, lo que echa en falta y lo que desea recuperar… por lo pronto, los 4.000 que se marcharon, y que volverán si todos siguen haciendo su trabajo, Rubi el primero. Lo del precio de los abonos… ya si eso, otro día…

Las noticias más...