Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DANI SOLSONA

Final feliz

Enhorabuena a los jugadores, a Rubi y a su cuerpo técnico por la magnífica labor y por haber hecho feliz a tanta gente

Dani Solsona Dani Solsona
20/05/2019

 

No era nada fácil entrar en Europa, ya que no solo se tenía que ganar a la Real Sociedad, sino que, además, también había que esperar que el Athletic perdiera en Sevilla, en un partido en que muchos daban el empate como resultado final, porque así beneficiaba a ambos equipos. Pero a veces los mal pensados también se equivocan, afortunadamente para el Espanyol que ha derrotado a una Real, que tenía las mismas posibilidades, siempre y cuando ganaran en Cornellà.

Sin embargo, la fortaleza del equipo de Rubi en el tramo final de campeonato ha sido extraordinaria y se ha demostrado una vez más sacando este partido adelante, aunque no sin dificultades por el dominio de la Real en muchas fases del juego.

El Espanyol ha resistido el acoso de los atacantes rivales, imponiendo su sistema defensivo y ha sabido esperar con paciencia alguna ocasión para ponerse por delante en el marcador.
Oportunidades que han llegado en la segunda parte, cuando primero Rosales y después Wu Lei, han puesto al equipo a un paso de Europa. Solo quedaba aguardar el resultado en el Pizjuán, donde también ganaba el Sevilla, aunque restaban muchos minutos y las noticias que llegaban eran de un constante acoso del Athletic, que con un empate ya tenía suficiente.
Un resultado que no se ha producido para alegría de todos los que estaban en el campo y también de los jugadores, que con el pitido final han visto recompensado el esfuerzo de tantos meses de competición.

Enhorabuena a los jugadores, a Rubi y a su cuerpo técnico por la magnífica labor y por haber hecho feliz a tanta gente.