Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINÓN MARTA MENDOZA

Esa bipolaridad tan nuestra

No negaré que era de las que inicialmente mostraba cierto escepticismo con su posible designación, pero tampoco quiero esconder que Gallego me ha ganado con su discurso y carisma

Marta Mendoza Marta Mendoza
16/06/2019

 

En este club, nos guste o no, nunca podemos estar tranquilos. Lo que hoy es blanco, mañana puede ser negro. Un día te clasificas para Europa y a los diez días el entrenador te deja tirado. Sueñas en grande y te ilusionas, pero vas mirando de reojo en el ‘time line’ de Twitter las noticias que llegan de los jugadores que nos pueden quitar. Rebajamos la deuda y las dos palabras mágicas, ampliación de capital, parecen aportar más luz, pero luego no podemos tirar la casa por la ventana e invertir fuerte en el campo. Eso es, señoras y señores, parte de nuestra idiosincrasia. Pero es que a este club hay que quererlo así, tal y como es. Solo que hay que estar preparado para todo: para sufrir, reír, llorar…

Y quererlo tal y como es es lo que hay que hacer con Gallego. Es uno de los nuestros, así que a muerte con él y sus ideas. No negaré que era de las que inicialmente mostraba cierto escepticismo con su posible designación, pero tampoco quiero esconder que este hombre me ha ganado con su discurso y carisma. Y que a día que pasa y hablo con más gente que le conoce y ha trabajado con él solo me cuentan cosas buenas. Por algo será, digo yo. Y si algo me ilusiona de Gallego, más allá de no ser un vende motos, no tener pelos en la lengua y tener una apuesta vistosa de juego, es que el protagonismo de la cantera, siempre y cuando los jugadores se lo ganen, claro, está asegurado. Con Rubi hemos asistido a la eclosión de Marc Roca, a la consolidación de Melendo y a la irrupción de Pedrosa, pero estoy segura de que con el de Súria en el banquillo, esta lista va a crecer por suerte para el club y para envidia de muchos. Y es que por fin, después de muchos años, el Espanyol no se entiende sin su cantera, sin Sant Adrià. Sin esos jugadores con ADN perico con ganas de comerse el mundo.

Así que ahora solo deseo que se le apoye en todos los aspectos. No solo teniendo paciencia si hay algún bache. No desmantelar la plantilla y traer refuerzos que estén a la altura es otra forma de apoyar al nuevo míster. Esta temporada promete y volver a Europa tiene gran culpa de ello. Veremos si eso es motivo suficiente para que el RCDE Stadium, de una vez por todas, se llene y presente una imagen envidiable. Y es que por encima de todo, pese a esa bipolaridad tan nuestra que les comentaba, por encima de cualquier cosa hay que sentirse orgulloso y no desfallecer de este escudo y colores. Sin eso no somos nada y el club es mucho más que 22 jugadores y un cuerpo técnico. El club siempre queda, pasan los años y ahí sigue, a las duras y a las maduras. Y ahora parece que lo hace más vivo que nunca. Rememos entre todos para que así siga y abróchense los cinturones, que esta próxima temporada hay que coger velocidad.

Las noticias más...