Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI BALLART

Empate gris

Si vamos todos a felicitarnos porque llevamos seis partidos sin perder, apaga y vámonos

Dani Ballart Dani Ballart
10/03/2019

 

De nuevo tengo la sensación que el míster traiciona sus propias palabras e ideas. Cuando el partido se te pone favorable con el gol de Ferreyra y acabando la primera parte con el cero a uno, creía que mejoraríamos a nivel de producción ofensiva. Un Athletic que sólo sabía colgar balones indiscriminadamente sin orden y sin acierto hacía presagiar el segundo gol con cualquier contra bien conducida. Pero llegó el momento de los cambios. Quitar a Hernán, Wu Lei y Melendo te dejaba sin muchas opciones arriba. Nos volvimos más ultra defensivos y ellos, todo lo contrario. Con la incorporación de Ibai los centros empezaron a endemoniarse hasta que nos empataron.

Parece como si nos diera vergüenza ganar dos partidos seguidos. Como si no fuera con nosotros, pero para cambiar la historia uno debe de ser valiente. Después de cinco jornadas sin perder nos podíamos permitir el lujo de ir a por todas y salir con el pecho y la cara en alto. Las caras del equipo eran un poema y leer los gritos de algún jugador hacía entender la frustración vivida. Nunca fue tan barato clasificarse para jugar en Europa la siguiente temporada como en esta, pero nos falta dar un paso hacia adelante. Perder la timidez, soñar en grande, ambición desmesurada para combatir por el gran premio.

Apago la televisión enfadado porque una vez más siento que no salimos de esa mediocridad que tanto me afecta. Este partido ya lo hemos vivido varias veces esta temporada y siempre acaba igual, seguimos sin aprender la lección. Si vamos todos a felicitarnos porque llevamos seis partidos sin perder, apaga y vámonos. Pan para hoy y hambre para mañana. Parece que no nos acordemos de ‘la força d’un sentiment’ y esa fuerza es la que debería ayudarnos a romper barreras.