Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE MARCOS MOLINERO

“El derbi de la marmota”

Por mucha ilusión que le pongas, llega el día y crees que ese día ya lo has vivido

Marcos Molinero
15/12/2018

 

No lo vi, uno sabe más por viejo que por diablo y si puede evitarse disgustos innecesarios, para ¿qué sufrir a lo tonto? La sensación de ser Bill Murray y vivir atrapado en el tiempo es la misma que sufrimos los pericos en los derbis. Por mucha ilusión que le pongas, llega el día y crees que ese día ya lo has vivido. Es algo cíclico… El Bukkake anual. Salvo el primer derbi en Cornellà- El Prat ni el equipo y sobretodo la grada NO hemos estado a la altura, desde la distancia es peor os lo puedo asegurar. Salvo aquel derbi el mejor en muchos sentidos de los que he vivido y son muchos en cuatro décadas. Aparte de ese pocas alegrías más la verdad. La autocrítica debería abarcar a todos los estamentos del club, incluida prensa y afición. Rubi acostumbrado a que le doren la píldora planteó un partido con el “cagazo” puesto. La manta se le quedó corta, ni se tapó los pies ni la cabeza. Los jugadores dieron una lección de poco sentimiento, de poco amor propio y nula implicación con unos colores. Vergonzoso por momentos y lamentable el resto ninguno de los que pisó el césped demostró estar a la altura de la camiseta que les da de comer. El diez de los suizos le puso más ganas que los nuestros juntos, intolerable. Una vez más a medio gas y solo con la pulga les bastó para humillarnos en nuestra propia casa. La directiva se bajó los pantalones permitiendo la entrada de la pequeña piara de turistas azulgranas con cambio de ubicación incluido. ¿Para tapar la pésima entrada? No soy quién para hablar pero por mucho que sea el partido que más odio del año, jamás como socio falté a uno. Los medios afines no calentaron ni motivaron a la parroquia y la otra prensa se dedicó a lo de siempre los insultos a Gerardo y señora defraudadora, perdón, presunta defraudadora fiscal. Así que el derbi de la marmota sigue como siempre en un bucle que puede llevarnos a la ruina absoluta. Unos días después le dediqué noventa minutos, lo que dura un derbi, a charlar con mi hermano sobre la otra polémica que se repite año tras año, la del cartel del Primavera Sound. Que si no hay cabezas de cartel potentes decía él, que si es el mejor cartel desde 2003 le comentaba yo y así noventa minutos de debate con más pasión, garra y talento que el desplegado por los nuestros el otro día.


¿Se acuerdan del fatal error de QSF corriendo a abrazar y rogar la camiseta del ídolo culé? Pues Borja cometió la misma torpeza... Esas cosas yo no las perdono, ¿cuánto nos darían por el ‘Panda’ en este mercado de invierno? ¿Aceptarían en Villarreal un cambio a pelo por Gerard?