Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN MARCOS MOLINERO

‘El club maldito’

Si la cosa finaliza con el equipo salvado será un milagro a estudiar por el Vaticano

Marcos Molinero
28/06/2020

 

Hasta el último suspiro no se firma la defunción y en esas estamos, en una espiral de sensaciones estresante. Se pasa de creer en la salvación a ver el descenso como algo inevitable, y nada de eso ayuda. Sigo creyendo que merecemos descender, que estamos en esta tesitura por derecho propio, nos lo hemos ganado. Es una lástima que en unos meses se pase del cielo al infierno pero esa es también la gracia de este deporte. Sigo sin comprender como ningún entrenador ve cosas que la afición y la prensa vemos jornada tras jornada, jugadores voluntariosos pero negados para aportar a un grupo necesitado de talento.

La planificación de la temporada y de la plantilla ha sido una suma de malas decisiones, a cual peor. Y ya no me afecta el baile de nombres en los despachos, pues poco suman. Alucino con la fragilidad mental de una plantilla profesional y la mejor pagada de nuestra historia, veo una afición dividida como siempre. Me sorprende que nadie vea que Melendo debe ser mediapunta y jugar entre líneas y, sobre todo, me duele como se hayan cargado la temporada del ‘Monito’ Vargas, que ha pasado de futura estrella y jugador insignia a suplente con ocho minutos y señalado por el entrenador.

Demasiados despropósitos para que la cosa acabe bien. Si la cosa finaliza con el equipo salvado será un milagro a estudiar por el Vaticano. Por desgracia hace 27 años que no descendemos y ya sabemos que ese número en el rock está maldito... El club de los 27 está formado por músicos que en su cenit creativo nos dejaron, el Bluesman Robert Johnson envenenado fue el primero y luego le siguieron Brian Jones de The Rolling Stones ahogado en una piscina, Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison por sus excesos con el alcohol y las drogas. Más tarde se añadirían Kurt Cobain de Nirvana suicidándose con una escopeta y Amy Winehouse de intoxicación etílica como los más famosos, pero por desgracia es un grupo mucho más amplio. Chris Bell, de Big Star, en un accidente de tráfico al igual que D. Boon de The Minutemen, banda seminal del rock alternativo americano. Por desgracia nuestra, con 27 años hubieron más perdidas, Pete de Freitas de Echo and the Bunnymen en un accidente de motocicleta, Mia Zapata, la líder de The Gits asesinada en Seattle, sin conocerse aun el responsable por cierto. Las drogas se llevaron a Kristen Pfaff de Hole y Richey James, líder espiritual de los galeses Manic Street Preachers, que desapareció literalmente de este mundo con esa misma edad. Incluso el artista, poeta, músico, dibujante y pintor estadounidense Basquiat se unió a ese maldito club. Por lo que parece que este año estamos camino de engordar esa asquerosa lista. Como dice el genial cómico Larry David “no me gusta esforzarme para aburrirme”, por lo que desde el reinicio de la Liga no he visto ningún partido de fútbol.

What do you want to do ?
New mail