Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN JOSÉ ANTONIO MECA

Dos hombres y un destino

José Antonio Meca
19/08/2019

 

Aunque era esperado, la salida de Borja Iglesias nos ha dejado a la mayoría de los pericos con una cierta desolación. Quizá porque ha decidido irse a un club que no mejora claramente y no entendemos el cambio, algo que nadie se atreve a discutirle a Mario Hermoso, por poner un ejemplo.

Hay quien compara su salida con la del entrenador que ha hecho posible su llegada al club verdiblanco (Rubi), pero lo cierto es que hay dos factores que las diferencian claramente: Borja Iglesias no nos vendió un proyecto, ni nos dijo que su sueño era estar en el Espanyol, tal y como hizo el entrenador de Vilassar. Borja simplemente hizo su trabajo y lo adornó con un trato exquisito hacia la afición. Quizá ese sea otro de los motivos por los que duele su marcha, porque los socios y aficionados lo veían como un jugador con unos valores distintos a los que predominan en el mundo del fútbol.

No ha sido así. Ha decidido marchar a quien le ha ofrecido mejores condiciones, económicas o del ámbito que él considere. Ahora Borja Iglesias ya es 'leche derramada'. Fue un jugador que estuvo de paso por aquí, uno de tantos, con la diferencia que es de los que más dinero han dejado en nuestras arcas.

Quizá al propio jugador le hubiese gustado salir de otro modo, dejando sensaciones parecidas a las que dejó en Zaragoza. No ha podido ser. Que el Betis disfrute lo fichado y que a él le aproveche el dinero.

Las noticias más...