Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE QUIQUE IGLESIAS

Diez partidos: vamos a llevarnos bien

Tienen tanta razón los que piensan que estamos otra vez metidos en el conformismo de cada año como los que contemplamos esperanzados que el camino con este entrenador y estilo es el correcto

Quique Iglesias
23/03/2019

 

Una semana para pensar, un fin de semana sin fútbol después de una derrota en casa y en la víspera de otros siete días preparando el derbi en el Camp Nou. No se me ocurre un escenario más desalentador, por lo que es imprescindible encontrar algún brote verde al que agarrarse antes de este tramo decisivo de la Liga, los famosos diez últimos partidos que quedan para el final del campeonato en los que cada uno acaba colocándose donde merece.

Tienen tanta razón los que piensan que estamos otra vez metidos en el conformismo de cada año como los que contemplamos esperanzados que el camino con este entrenador y estilo es el correcto. Encaminados hacia otro año sin Europa, sería justo darle al equipo la vitola de ser uno de los de mejor nivel futbolístico de los últimos años. Sí, el bajonazo ha sido gordo, pero sospecho que no todo ha sido por culpa exclusiva del entrenador. Los momentos puntuales (Stuani en Cornellà, el final de Sevilla, el KO final en Anoeta…) hicieron tanto o más daño que las impresentables derrotas de Getafe y Eibar, la lesión de Hermoso fue una losa dura de levantar, un lesionado más cada semana durante dos largos meses no se supera fácilmente… En el debe del entrenador sí que podríamos colocar la poca profundidad de banquillo (riesgo) y alguna decisión poco comprensible en las segundas partes. Pero poco más. Así lo creo yo.

Con los años que llevan algunos soportando verano tras verano el incesante goteo de la mediocridad y el paso de entrenadores y jugadores… ¿y no vamos a tener un poco de paciencia con Rubi y dejar que vaya cumpliendo con su trabajo? ¿Ya lo quieren fuera antes de hora? ¿Se han metido en la cabeza de Rubi? ¿Qué año está pasando? ¿Merece ‘comer’ la desazón que provocó el segundo año de Sánchez Flores? ¿Tiene toda la culpa Rubi del momento ‘social’ que vive el club en el que hay más gente que se quede en casa antes que acudir al estadio?

Disculpado en buena parte el técnico, y atento a los partidos que quedan, sería conveniente que todos en la institución vayan a una en pos de una temporada 2019-2020 en la que sí que nadie va a tener excusas: no valdrán ‘Semedos’, ni errores en los sustitutos de los que pueden salir, como Borja Iglesias o quién sabe si Hermoso. Aquí, en estas decisiones, es donde Rubi deberá exigir y decidir. Será entonces cuando vuelva a pasar un examen, que éste será ‘final’.