Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI SOLSONA

Demasiadas facilidades

Siempre he sido partidario de que cuando una cosa no funciona y se alarga muchos partidos, hay que buscar alguna variante en algún encuentro a pesar de que la idea de fútbol sea diferente

Dani Solsona Dani Solsona
28/01/2019

 

Si ya de por si ganar al Madrid es una empresa difícil, todavía lo es más si se dan tantas facilidades al principio y se adelantan en el marcador con dos goles poniendo al equipo en el dilema de si abrirse para intentar la remontada, dejando espacios y correr el riesgo de que te marquen más goles, o cerrarse y esperar que en alguna jugada aislada puedas marcar y meterte en el partido. Ayer quedó claro que los de Rubi no tenían otra opción que arriesgar y al final se impuso la lógica en el resultado.
Los partidos van pasando y los números son tan negativos que ahora ya no queda más remedio que sumar y, si es de tres, mejor. Y no puede esperar, pues el domingo contra el Villarreal es una prueba de fuego ante un rival que se juega la vida por su situación y será muy importante hacer una buena gestión a lo largo de los minutos.
Siempre he sido partidario de que cuando una cosa no funciona y se alarga muchos partidos, hay que buscar alguna variante en algún encuentro a pesar de que la idea de fútbol sea diferente. Por eso en la situación del Espanyol, jugando contra el Madrid y luchando de tú a tú en el centro del campo con Marc Roca, Darder y Álex contra Casemiro, Modric y Kross, en principio tienes todas las de perder. Y si tienen la ayuda de un fantástico Benzema, me parece poco menos que una temeridad.
Pero escuchando a Rubi, el hecho de modificar el sistema no te asegura que sea diferente -y tiene toda la razón-, pero si no se prueba nunca se sabrá y lo que sí es cierto es que ahora no funciona y no se consiguen resultados y ya no se puede mirar hacia atrás. La necesidad es un mal aliado. Ahora toca Villarreal y Rayo, pero antes está la Copa con el Betis. Veremos si son capaces de darle la vuelta a esta situación. Por lo menos yo confío que sí.