Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE JOSÉ SÁNCHEZ

La Copa nos dejó a medias

La ‘cara B’ del equipo no da las suficientes garantías como para confiarle el futuro en la competición del KO

José Sánchez José Sánchez
04/11/2018

 

El arranque copero no ha sido tan positivo como todos esperábamos, o por lo menos no lo ha sido para mí. Me sorprendió el ‘cambio radical’ que le dio Rubi al equipo, al presentar un once totalmente nuevo. Un verdadero ‘Espanyol 2.0’, y siendo pragmático no puedo más que decir que la ‘cara B’ del equipo no da las suficientes garantías como para confiarle el futuro en la competición del KO.


Estábamos avisados porque Rubi ya hizo algo parecido en el Huesca, pero yo no me lo esperaba, francamente. Desde luego el míster es el único que sabe realmente cómo esta la plantilla; si los titulares necesitaban el descanso como agua de mayo o si esta ‘revolución’ solo se debe a una estrategia motivadora, con la que pretende tener a todo el equipo enchufado y listo para saltar al campo. Sea como fuere, si remontamos en el partido de vuelta (que remontaremos, ¿verdad?) todo habrá quedado en un riesgo calculado, pero si no pasamos, no podremos más que pensar que ha sido simple y llanamente una cagada.

Viendo el fútbol que despliega el equipo, he puesto muchas esperanzas en que hagamos una gran Copa del Rey. De hecho, tengo cruzadas dos apuestas (no pecuniarias) que nos sitúan en la final del 25 de mayo, por lo que sería una gran decepción personal no competir en la Copa con la misma solvencia y determinación que el equipo está mostrando en LaLiga.

Pero veamos, como siempre, la botella medio llena. De este partido también se pueden sacar conclusiones positivas. Pero antes me gustaría señalar dos detallitos. Uno, que para Roberto, como cantaba Julio Iglesias ‘la vida sigue igual’, y el otro que, a grosso modo, los que más desentonaron fueron los veteranos. Positivo fue ver cómo el equipo, a pesar de ser totalmente nuevo en su configuración, respondía a los patrones de juego del Espanyol de Rubi. Y en algunas fases se conjuntó bien y se hizo con el control del partido. Pero la verdadera buena nueva fue la irrupción de los canteranos, alguno de ellos debutantes con el primer equipo. Su aportación al juego nos hace albergar esperanzas de que no serán meros comparsas para cubrir las fichas de la plantilla. Rubi tiene en ellos a un buen ramillete de recambios de garantías. Tras lo visto en el Ramón de Carranza, el míster podrá prescindir, sin reparo alguno, del concurso de algún no habitual para dar entrada a unos jóvenes que aportan ilusión, energía y mucha calidad. En las manos de Rubi pronto veremos a más de uno brillar y convertirse en piezas importantes de este equipo.
Con la imagen mostrada por los canteranos que asoman al primer equipo, Chen no debe tener ninguna duda sobre la posibilidad de convertir activos. Solo espero que cualquier movimiento económico tenga como contrapartida un refuerzo deportivo para el equipo, sobre todo ahora que miramos hacia arriba sin ningún rubor.
Y el lunes, a seguir con la imbatibilidad liguera de ‘Corneprat’. ¡Así da gusto!

Las noticias más...