Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE MARCOS MOLINERO

“Blue Mondays”

Esperemos que pronto recuperemos la senda del inicio y agarrados al ‘Panda’, Hermoso y compañía volvamos a creer en el Darderismo

Marcos Molinero
26/01/2019

 

Vivimos en un “Blue Monday” continuo, el partido contra el Eibar fue de lejos el peor de toda la era Rubi. Un insulto a la afición blanquiazul, quizás el hecho de jugar en el día más triste del año, el famoso “Blue Monday” ayudó, pero venimos de una victoria en nueve partidos así que de días tristes sabemos un rato. En Copa la cosa tampoco es para tirar cohetes pero se pasó sin muchos apuros ante el Villarreal y salvo una mala segunda parte hemos competido ante el Betis en casa. En Sevilla sufriremos de lo lindo y más con un empate a uno que deja la cosa decantada hacia los verdiblancos. No todo son malas noticias con la enfermería llena la vuelta de Mario Hermoso es una alegría inmensa. Y del rollo del “Blue Monday” me vino a la mente lo más salvable de un día así... El rock, la música por supuesto. Esas dos palabras me traen a la mente a Joy Division y New Order, dos grupos que se encuentran entre lo mejor de la música británica no solo de los ochenta seguramente de las más influyentes de toda su historia. Joy Division una banda de post punk de Manchester estaban empezando a triunfar cuando su líder y vocalista, Ian Curtis, decidió ahorcarse en la cocina de su casa días antes de empezar su primera gira norteamericana, Inglaterra y Europa se les estaban quedando pequeñas. Sus problemas de salud con unos ataques epilépticos cada vez más violentos y constantes, su rechazo a la fama y también sus líos de faldas le empujaron a dicho final. Dos de sus discos, “Closer” y “Unknown Pleasures”, son obras maestras sin discusión. Tras su muerte el resto de los componentes fundan una nueva banda con más querencia por la floreciente aparición de la electrónica en la cultura musical y es que Manchester musicalmente hablando ha sido varias veces vanguardia mundial. Esa nueva banda se llamaba New Order y su gran éxito fue la canción “Blue Monday” un hito, una canción tan perfecta que duele solo con escucharla. Y mientras nos desangramos en liga, y caminamos hacia el patíbulo en Copa, mi mente no deja de escuchar la línea de bajo de “Blue Monday”, esa canción que parece que va a convertirse en nuestro himno de los lunes. Esperemos que pronto recuperemos la senda del inicio y agarrados al ‘Panda’, Hermoso y compañía volvamos a creer en el Darderismo. Mientras tanto intentaré escuchar los discos de New Order y Joy Division lo menos posible.