Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN QUIQUE IGLESIAS

Argentona, entre ‘cantirs’ y un Iglesias

Mongetada de la Penya Espanyolista d’Argentona. Es la número 23, dorsal ‘tamudiano’. Marañón está en la mesa de personalidades. No habrá pues problemas de gol

Quique Iglesias Quique Iglesias
03/07/2019

 

Mongetada de la Penya Espanyolista d’Argentona. Es la número 23, dorsal ‘tamudiano’. Marañón está en la mesa de personalidades. No habrá pues problemas de gol. Ni en defensa, porque Javi Chica comparece con la pequeña Martina como fiel escudera. Nada puede salir mal.

En la mañana de ayer, no solo traté de recoger el premio que la ‘familia’ de Jaume Lladó decidió otorgarme por la supuesta ayuda a la difusión perica, lo que confirmó que uno va acumulando años (perdona Manolo C. Cánovas por no haberme arrodillado ante ti). Gracias, gracias y más gracias.

Me interesé por escuchar y hacerme una composición de lugar entre el pueblo blanquiazul. En uno de esos corrillos, se acerca Óscar Pitarch al vicepresidente García Pont. “Tendríamos que haber fichado ya un portero como alternativa a Diego López”. Lleva mucha razón. En otra esquina, Pep Poblet prepara el petate para el bolo maresmenc de la tarde. A su lado, una familia de Lleida al completo. “Nos hemos levantado a la cinco de la mañana. Y aquí estamos”, dice el papá, mientras el pequeño pide una firma a Marañón.

No estuvo Dani Sánchez Llibre. Pero sí sus lotes de conservas. Y algún amigo fiel, como el señor Ciprés, consejero en aquellos años en los que también mandaba Joan Collet. Estamos en casa del que fuera presidente… de la peña y del club. Alguien recuerda una frase muy certera de un futbolero: “El problema no es los que se van… sino los que van a venir”. Es el quid de la cuestión. Acertar en el relevo de los que se van a marchar. García Pont aporta calma: “Rufete y Perarnau tienen buena parte del trabajo hecho, pero queda mucho mercado”.

El acto se cerró con Xavi Giménez (maestro de ceremonias) dando paso al emotivo Jaume Martínez, siempre en segundo plano, que ayer fue especialmente cariñoso con el Espanyol de la vacas flacas, hasta el punto que hizo emocionar a Collet. Es tan peculiar este club que puede juntar en una misma foto a dos ex empleados, a un ex presidente, a un alto ejecutivo actual (Agustín Rodríguez, siempre en su justo sitio) y a un servidor mientras pasan por detrás dos tertulianos radiofónicos, que a su vez coleccionan actos y actos de peñas semana tras semana.

La fiesta se acaba, el alcalde Eudald Calvo seguirá siendo culer pero repetirá mongetada cuatro años más, “porque siempre me tratáis muy bien”. Alguien, de fondo, pregunta: “¿Qué pasará con Borja Iglesias?”. Que pase lo que sea… pero que sea rápido, por el bien de todo el mundo

Las noticias más...