Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE BENITO BADRINAS

Un agujero en las cuentas del club

El Espanyol ya ha hecho sus propios cálculos y considera que si concluyese ahora la competición dejaría de ingresar unos 22 millones de euros

Benito Badrinas
30/03/2020

 

La pandemia que ha paralizado medio mundo también ha suspendido el deporte y las competiciones. La liga de fútbol en España está aplazada sin fecha de retorno y hay muchas dudas de si se podrá reanudar a falta de once jornadas para su final. Es decir, cerca del 30% de los partidos están sin disputar. La Liga calcula que, si la competición no puede reanudarse y la temporada se da por finalizada, la reducción de ingresos ordinarios para el conjunto de equipos de Primera y Segunda división se situará en alrededor del 20% para la temporada 2019-20.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que esta cifra es un primer cálculo general y que cada club tiene su casuística particular, que puede modificar hacia arriba o hacia abajo el porcentaje.
El Espanyol ya ha hecho sus propios cálculos y considera que si concluyese ahora la competición dejaría de ingresar unos 22 millones de euros, el 24,6% de su presupuesto ordinario para esta temporada, que asciende a un total de 89,4 millones, según recoge su Memoria Anual. Una cifra ligeramente superior a las estimaciones de LaLiga, ya que el equipo perico dejaría de ingresar 16 millones por derechos televisivos (el 25% del total) y otros seis millones por menores ventas de entradas (restan seis partidos en Cornellà, uno contra el Real Madrid) y por una posible devolución a socios y abonados, además de a patrocinadores.

El club puede compensar esta caída con ingresos no recurrentes o extraordinarios, como el alquiler de las instalaciones del RCDE Stadium para eventos públicos y privados, el aumento de las actividades en sus escuelas formativas, el traspaso de futbolistas o el cobro de derechos por competiciones, como los pagos recibidos por participar en la Europa League de esta campaña, que ha incluido en este apartado. El problema es que estas áreas -que cuentan con un presupuesto de 41,65 millones de euros para este ejercicio- también se verán afectadas por la crisis sanitaria y reducirán sus acciones. El alquiler del RCDE Stadium para eventos, que tenía su época fuerte en los meses de verano, justo al acabar la Liga, se verá limitado en los próximos meses, así como los programas en las academias de fútbol. Quedarán, eso sí, los traspasos de jugadores como alternativa para aumentar la facturación, aunque se trata de una vía que se hace más difícil de prever, ya que depende de la llegada de ofertas y del desarrollo de las negociaciones.

Para compensar un presupuesto que se verá fuertemente desviado y que amenaza con entrar en pérdidas, el club actuará reduciendo los salarios de sus empleados y jugadores, que absorben el 75% de los ingresos ordinarios. Aurora Sanz, directora del Área Laboral de la auditora, consultora y firma legal Grant Thornton, dice: “Un club deportivo puede presentar un expediente de regulación temporal de empleo, aunque lo normal para evitar litigios es que se siente a negociar con sus futbolistas para buscar una solución negociada”.

Las noticias más...