Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN MARTA MENDOZA

Adiós al fútbol de barrio y a la casta, al ‘jefe’ del RCDE Stadium

Con su carisma y calidad se nos puso en el bolsillo y logró elevarse a la categoría de mito tras asentarse como ídolo, como un emblema

Marta Mendoza Marta Mendoza
20/06/2019

 

Empezaré como es debido: Gracias, Falete.
Prosigamos. Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Calificar el segundo periplo del delantero de Bon Pastor de no ser bueno quizás sería un poco injusto; no ha sido para tirar cohetes, lo sabemos, pero este hombre siempre en mi equipo. La entrega no se la puede cuestionar nadie y su amor por nuestros colores todavía menos. De la forma que sea, pero Sergio siempre ha demostrado sumar. Estar para lo que haga falta, pero ahora sí que tras siete años separar ambos caminos era una necesidad que ha acabado siendo realidad. En el fondo todos sabíamos que el ídolo perico estaba fuera y lo entendíamos, su etapa había acabado y el duelo mágico ante la Real Sociedad supo a despedida. Aunque también hubiéramos entendido que se quedara. Y ese era mi caso. Si en algún contexto podía aportar algo era ahora, con un previa de Europa League y en un curso que se puede hacer muy largo con tres competiciones en marcha. Pero ambas partes han decidido poner fin a la relación y amén con ello. Es ley de vida.

Así pues, en estas líneas solo me queda trasladarle a Sergio mi gratitud como perica por todos estos años. Por haber sentido que defendía mi causa, sentir que me representaba y que Sergio era el Espanyol. Y es que Falete es mucho Falete. Con su carisma y calidad se nos puso en el bolsillo y logró elevarse a la categoría de mito tras asentarse como ídolo, como un emblema. 231 partidos oficiales con la blanquiazul y 50 goles, ¡y cuántos de ellos imposibles y que nos levantaron de un bote de la silla! Ilusión y trabajo. Repito, Sergio siempre en mi equipo.

Gracias por tantos momentos de gloria, gracias por luchar como nadie y contagiarnos de ese espíritu incansable. Gracias por tu fútbol descarado. Por tu fútbol de barrio y esa actitud que solo se logra ahí, fuera de los campos, en las plazas y donde haga falta. Eso es pura magia y durante siete años hemos podido disfrutar de ella. Como hemos disfrutado de un futbolista de raza; él solito tantas veces ha cambiado el signo de un partido y la suerte de su equipo. Y hasta que se diga lo contrario, es el jefe del RCDE Stadium. Se lo ha ganado descaradamente. Suerte en lo que hagas y donde vayas, y ojalá que tu vuelta, pero para aportar de otra forma tal y como se te ha ofrecido, sea pronto. Gracias, Falete. Estoy segura de que, con el paso de los años, todavía valoraremos mucho más tu aportación. ¡Grande perico!

Las noticias más...