Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE DANI BALLART

Se acabó

Hace tanto tiempo que lo tenemos tan claro que, cuando se consuma la realidad, no afecta a nadie. Ya hemos tenido el tiempo suficiente para despedirnos de la competición

Dani Ballart Dani Ballart
10/07/2020

 

Ver la primera parte del Espanyol e imposible entender cómo estamos en esta situación. Ver la plantilla del equipo y la posición en la clasificación es asombroso. Calidad tenemos y, cuando quieren, juegan. Esa primera parte me suena a escaparate. Cuando quieren saben jugar a fútbol. Sacan su calidad y son capaces de dar un pequeño baño al rival. Como siempre, nos faltó el gol. Un gol que no llega ni en sueños, en una temporada negada en esta faceta. La táctica de esperar atrás y salir a la contra con Raúl de Tomás como hombre referencia salió a la perfección. RDT agrupaba jugadores rivales y, aprovechar su espalda, fue un lujo. Pero, sin gol, sigues expuesto al rival. Méritos hicimos para marcar. Y, si alguien mereció más, ese fue el Espanyol.

Empezó la segunda parte y nos cayó el regalo de la expulsión de Ansu Fati. La felicidad solo duró cuatro minutos. Pol Lozano hizo lo propio con una entrada a destiempo y le siguió a los vestuarios. Once contra once demostramos que éramos competitivos. Diez contra diez hizo presagiar lo peor. Cinco minutos después, recibimos el gol. Con más espacios y mayor calidad del rival, el tanto era cuestión de tiempo. Bajar a segunda en el Camp Nou es anecdótico. Esto es como la Bolsa. Hace tanto tiempo que lo tenemos tan claro que, cuando se consuma la realidad, no afecta a nadie. Ya hemos tenido el tiempo suficiente para despedirnos de la competición. Cuándo íbamos a consumar el descenso era cuestión de tiempo. Una simple anécdota el saber contra quién, que servirá para alimentar a los historiadores. Yo no lo pienso recordar como algo doloroso. Me daba igual. Se acabó el sufrimiento. Somos de Segunda. La temporada con más inversión de la historia nos lleva al infierno. Una temporada europea que se giró como un calcetín. Qué vergüenza.