Diario La Grada | Martes, 7 de julio de 2020

8:07 h. OPINIÓN MARTA MENDONZA

¿Molesta el Espanyol?

Sinceramente, en varias ocasiones lo parece. Y no poco. No es que crea en una teoría conspiratoria, pero sí en que pitarle al Espanyol es muy fácil.

11/03/2020

Sinceramente, en varias ocasiones lo parece. Y no poco. No es que crea en una teoría conspiratoria, pero sí en que pitarle al Espanyol es muy fácil. Y más si encima desde el propio club se ha tardado tanto en empezar a mostrar su disconformidad con los arbitrajes. Ya saben. El que no llora no mama. Y desgraciadamente cualquiera diría que este club no está, deportivamente hablando, hambriento. Cada uno gestiona las situaciones como cree conveniente, faltaría más, pero cuando tu trayectoria habitual ha sido la del respeto y juzgar lo mínimo, entonces, cuando te decides a hacerlo, hay que levantar, y mucho, la voz para que se te escuche. Otra cosa es que si no te llamas Barça o Madrid se te haga caso. Pero a otros como al Atlético ya les ha resultado eso de poner el grito en el cielo. Quizás ha llegado la hora de ir a machete y no pasar ni una. Hay demasiado en juego. Pero no solo en los despachos y a micro abierto, también en el campo. No me gustaría que se interpretaran estas líneas como incitación a algo mal hecho, pero desde el mismo campo ya hay que apretar. Protestarle al árbitro y no dejar pasar ni una. Aunque claro, como ya decía antes, una protesta con la blanquiazul puesta es una exposición máxima a llevarse de regalo una cartulina. Pero no hay que tener miedo.

Por suerte hay libertad de expresión. Y todos sabemos que todo trabajo entraña su dificultad, en mayor o menos medida. Que todos nos podemos equivocar, pero si la tarea de un árbitro como siempre se dice, es difícil, ¿para qué está el VAR? ¿No venía a impartir justicia? ¿O solo para los de siempre? No hay excusas que valgan. Cada vez hay mayor monitorización del juego y por lo tanto hay agravios que son inadmisibles. Y si no expliquen a un jugador que lleva semanas en descenso que comprenda un error más en su contra de una lista que cada vez es más larga. Esta moto es imposible de vender.

Empezaba preguntándome si el Espanyol molesta en Primera. Y cuando analizas estamento por estamento, solo ves luz y esperanza en LaLiga. Sí, la que ha encontrado en Wu Lei, y por lo tanto en el Espanyol, un buen filón para engordar sus arcas. El problema es que su máximo oponente, la RFEF, parece que todo lo contrario. Si no, ¿cómo se explica que en El Sadar pite un colegiado vasco y el VAR caiga en manos de un balear? Premeditación no lo sé, pero que no se pongan las manos en la cabeza si se habla de cierta suspicacia. Ya saben, blanco y en botella. Así que hagámonos a la idea de que la lucha no será fácil, pero este club ya ha demostrado que puede con esto y mucho más.