Diario La Grada | Martes, 26 de mayo de 2020

7:36 h. BECERRA, ARROYO Y ROYO CREEN QUE SU FICHAJE HA SIDO UN ACIERTO

Calero llega avalado: “No se le ve techo”

Excompañeros suyos en el Valladolid nos repasan las cualidades del nuevo fichaje

C. Fanlo / M. Mendoza 17/08/2019

La llegada de Fernando Calero al Espanyol es una garantía de seguridad atrás. Al menos así nos lo cuentan tres excompañeros suyos en el Valladolid que se formaron en el fútbol base blanquiazul: Isaac Becerra, Óscar Arroyo y Manel Royo. Con el primero compartió vestuario blanquivioleta en la campaña 2017-18, mientras que con los dos defensores lo hizo un curso antes en el filial del equipo pucelano, con los que formaba zaga de un conjunto que acabó sexto a seis puntos de la promoción de ascenso a Segunda A.
“Es un gran fichaje, ya que se trata de un futbolista joven con mucha proyección al que no se le ve techo”, nos explicó Isaac Becerra, palabras con las que coincide Manel Royo. “Es el mejor central con el que he jugado”, dijo el actual jugador del Teplice checo, que destacó de él “su técnica y calidad; tiene una salida muy limpia con el balón en los pies, algo que para el estilo de juego de David Gallego es fundamental”. Calero llega, a priori, para suplir el hueco dejado en la zaga por Mario Hermoso: Óscar Arroyo, que ha jugado con ambos futbolistas, considera que es un buen sustituto del madrileño. “Jugué con Mario en el Real Madrid C y, a pesar de que él es zurdo y Calero diestro, el nuevo fichaje perico actúa en la zona izquierda del eje de la defensa, algo que ya te habla de su calidad. Lo cierto es que sí, son centrales parecidos; el Espanyol acierta con su llegada”, aseguró.

Becerra ve en Calero un central para muchos años. “Es un defensa que no se complica, que tiene una gran seguridad en sí mismo y que todavía puede crecer mucho. Este salto de calidad le va a ir muy bien”, comentó el portero, ahora en las filas del Córdoba.

Quemando etapas
Calero llegó al segundo equipo del Valladolid procedente del filial del Málaga y al principio había dudas sobre su rendimiento, ya que debutaba en la categoría, pero enseguida las disipó. “Creo que fue el mejor central de la categoría, a pesar de ser su primer año en Segunda B. Ello le sirvió para ganarse un hueco en el primer equipo, donde se salió y logró el ascenso a Primera. Y el curso pasado volvió a demostrar su categoría, la cual le ha servido para fichar por el Espanyol”, indicó Royo. En cuatro años ha pasado de jugar en Tercera División a actuar en Europa. “Destacaba mucho en el filial del Valladolid. Es un refuerzo de calidad a pesar de su juventud”, advirtió Arroyo, sin equipo y a la espera de ofertas tras su paso por el Valencia Mestalla.
Royo también destacó la inteligencia táctica del nuevo central perico. “No es un central que busque el contacto, es muy inteligente a nivel táctico y se anticipa a los delanteros rivales. Lee muy bien el juego y eso le hace ir unos segundos por delante. No le hace falta ser contundente”. “Destaca por su saber estar”, añadió Becerra.

Por último, los tres coinciden en que se hará un hueco en el once. “Es una apuesta importante tanto de futuro como de presente. En un curso con tres competiciones va a haber minutos para todos”, destacó Royo, algo con lo que coincide Arroyo. “Es un jugador contrastado que sabemos lo que puede dar, no es una caja de sorpresas”. Isaac Becerra también considera que va a ser importante en el plantel perico. “Su nombre va a sonar mucho, siempre elige la mejor opción”. Lo demostró al aceptar la oferta del Espanyol.
Tres excompañeros que también son amigos -“tenemos un grupo de Watshapp por el que seguimos hablando”, aseguró Óscar Arroyo- que están seguros que triunfará como blanquiazul. “Al principio es un poco tímido, pero a la que coge confianza es un chico de diez”, coinciden Becerra y Royo, convencidos de que en el Espanyol se sentirá como en casa.