Diario La Grada | Martes, 17 de septiembre de 2019

8:03 h. ENTREVISTA NALDO

“Estoy aprendiendo a ser más líder”

El central perico asegura estar en su mejor momento y ante una temporada muy ilusionante

14/08/2019

'Naldismo’. Esa nueva corriente de pensamiento que demuestra en lo que Naldo se ha convertido desde finales de la temporada pasada hasta el día de hoy. En el papel que ha adoptado en el equipo y lo que ha suscitado entre la afición del Espanyol, que ha encontrado en él a un futbolista que sin hacer ruido ha logrado reivindicarse, ganarse a la gente y erigirse como nuevo líder de la zaga a base de trabajo, tranquilidad y buenas actuaciones. Naldo asegura estar atravesando por su mejor momento justo cuando el club vuelve a estar de dulce por el regreso a Europa. Son muchos los factores para ser optimistas de cara a esta temporada, y el central brasileño así lo corrobora: “Queremos hacer grandes cosas. El equipo está con hambre y con ganas de disfrutar. Nuestra ambición es máxima”.

En Europa toda va saliendo a pedir de boca y el debut liguero está a la vuelta de la esquina. ¿Cómo está el equipo en este inusual y exigente verano?
Podría decir que felizmente cansado (ríe). Lo que sentimos es un cansancio agradable, ya que venimos de superar con nota un partido muy importante y difícil para seguir ilusionando y cumpliendo con las expectativas en la Europa League. Sabíamos que a priori éramos favoritos ante el Lucerna, como ante el anterior rival, pero eso luego hay que plasmarlo en el campo, y es ahí donde tenemos una gran responsabilidad. Sabemos que no podemos fallar y por ahora las cosas están saliendo bien, pero todavía hay margen de mejora y eso es lo mejor de todo. Estamos en el buen camino y cada vez tenemos las cosas más claras, pero esto solo acaba de comenzar y, como dices, en nada empieza LaLiga, por lo que la exigencia todavía va a ser mayor con hasta cuatro partidos en una semana, por ejemplo. Así que deberemos seguir empleándonos a fondo y más teniendo en cuenta la complejidad de un equipo como el Sevilla.

¿Está siendo más sencillo de lo esperado en las previas?
Tampoco diría que sencillo, pero sí que es verdad que por ahora estamos siendo superiores. Pese a ello, soy de los que prefieren ser prudentes e ir paso a paso. Sabemos que tenemos que alcanzar la fase de grupos y en ello estamos. Pero considero que lo que estamos consiguiendo es por mérito nuestro y por el empeño que le ponemos. Arriba estamos finos y en defensa bastante solventes también. Pero esto cada vez irá a más, la entidad del rival cada vez será mayor y por ello no nos podemos confiar.

¿Os esperabais estar rindiendo así a estas alturas?
Creo que era un poco la incógnita que teníamos, ver cómo estaríamos con tan poco tiempo de trabajo y en plena época de pretemporada, pero la verdad es que creo que podemos estar orgullosos y satisfechos. Por el tiempo que llevamos creo que ya se están dando muchos frutos y eso dice mucho de lo bien que se trabaja. Nos hemos puesto un nivel de exigencia alto y eso se nota.

¿Es muy complicado iniciar un curso con tanta prisa por alcanzar un nivel aceptable y empezar a competir cuando el resto de equipos van dos semanas por detrás?
La verdad es que hemos tenido que cambiar el chip y adaptarnos, como también al hecho de tener un nuevo míster, pero somos profesionales y desde el primer minuto nos hemos empeñado en cogerlo todo en el mínimo de tiempo posible.

¿Cómo ves a este Espanyol?
Con confianza, ilusión y ganas de disfrutar y llegar lejos en las tres competiciones que vamos a afrontar. Hay alegría y buen ambiente. Queremos pensar en grande, solo así será posible hacer historia. Este equipo tiene hambre y ganas de hacer grandes cosas. El año pasado se demostró que luchábamos hasta el final y aquí no se rendía nadie y eso hay que mantenerlo en esta. Las ganas y la lucha nunca pueden faltar si queremos alargar nuestro buen momento.

Así pues, ¿podemos ilusionarnos?
Debemos hacerlo. La ilusión es una de esas cosas que mueven el mundo. Tenemos que tenerla en todas las competiciones para intentar lograr los máximos objetivos. Ser ambicioso, siempre teniendo los pies en el suelo claro, es positivo. Querer más es bueno, nunca hay que conformarse, lo digo por experiencia.

¿Y Naldo cómo se siente?
Muy bien, acabé la temporada pasada satisfactoriamente a un nivel de sensaciones tras poder jugar varios partidos seguidos y no tener lesiones. Se vio realmente al Naldo que puedo ser y ahora quiero ir todavía a más, para eso trabajo duro. Para estar cada vez mejor en beneficio del equipo. Y a día de hoy puedo decir que creo que he empezado bien y las sensaciones son positivas, algo clave para mi objetivo más importante, que es ayudar al equipo.

Pareces cómodo asumiendo los galones en el eje de la zaga...
La verdad es que cada vez más. Creo que ha sido un proceso progresivo en el que he entendido que debía dar más y actuar como un líder cuando se ha necesitado. Estoy aprendiendo a serlo y lo vivo con naturalidad, pero como una responsabilidad y un honor, ya que este equipo ya tiene a grandes líderes.

Pero la lesión de David y la marcha de Mario Hermoso te empujan a ello, ¿no?
Totalmente. Es algo que vengo haciendo con gusto, organizar y aportar siempre es un placer. Es un papel en el que me voy sintiendo cómodo y que hace justicia y compensa los momentos que no han sido tan buenos.

Porque has vivido de todo, claro.
Sí. Llegar de otra liga, debutar precipitadamanete y no lograr un buen resultado ni una gran actuación en ese partido, las lesiones que comentaba, falta de continuidad... Pero por suerte nunca me rendí y el tiempo me ha dado la razón y me ha compensado tanto esfuerzo.

Ahora ha llegado más competencia con Calero...
Estoy encantado de que se sumen grandes futbolistas a este proyecto. Lo importante es tener calidad en el vestuario para seguir aumentando el nivel. Reafirmo que la competencia siempre es buena para el equipo y más ante tres competiciones. Necesitamos una plantilla amplia.

Por cierto, ¿qué tal con Gallego?
Genial. La verdad es que estamos trabajando muy a gusto y seguimos esforzándonos por entender e interiorizar lo que nos pide. De hecho creo que desde el primer amistoso al partido en Suiza del pasado jueves el equipo ha evolucionado bastante. David es muy directo, tiene las cosas claras y en todo momento ha sido muy sincero. Desde el primer día nos dejó claro que ante una temporada así nos va a necesitar a todos y eso es importante, porque te hace sentir que cuentas y así se trabaja mucho mejor. Es muy dialogante y eso ayuda al jugador a crecer y sentirse a gusto. Tenemos una plantilla muy completa y variada con veteranía, juventud y talento, experiencia en Europa... Y seguro que escogerá lo mejor en cada partido para que todo vaya bien. El míster es un hombre de club y seguro que siempre mirará por el bien de este.

Hablas de perfiles jóvenes y con talento. ¿Cómo ves la aportación de la cantera?
Es una suerte poder contar con tanto talento de la casa, como es el caso de Lluís, por ejemplo. Cuando se le necesitó, incluso en partidos muy complicados, respondió perfectamente. La cantera es un valor muy importante para este club, primero porque tiene grandes jugadores en casa que tienen ese ADN perico y no hay que ir a buscarlos fuera y gastar dinero, como es el caso de Marc Roca, Pedrosa o Melendo, que están asentados en el once; y luego porque generar tan buenos futbolistas también te puede dar mucho económicamente si se traspasa a alguno. Por ello creo que esta política que tiene el Espanyol es valiente, ya que obviamente tiene un punto de riesgo y confiar en los jóvenes no siempre es fácil, pero al final el tiempo está demostrando que es muy beneficiosa.

Hablábamos antes de tu cambio de rol en el equipo y tu mayor protagonismo. ¿Pero qué me dices del ‘Naldismo’?
¡Que me hace mucha ilusión! Es algo que me encanta, pues a todos nos gusta sentirnos valorados y queridos. Siento que la afición está conmigo y eso me ayuda a crecer y tener todavía más confianza. Estoy feliz de poder vivir este momento, aunque no negaré que esperaba que hubiera sido antes. Pero ha sido ahora y trataré de que así siga por mucho tiempo.

Acabas contrato en 2020. ¿Renovación?
Ahora no es el momento. Cuando acabe el mercado de fichajes, que es lo prioritario, ya habrá tiempo para ello. Ahora debo centrarme en el presente, aunque no negaré que estoy muy a gusto y quiero quedarme. Renovar me haría muy feliz, aquí he encontrado mi sitio.