Diario La Grada | Lunes, 9 de diciembre de 2019

23:55 h. CRÓNICA STJARNAN-ESPANYOL (1-3)

Todos demostraron estar muy motivados

El Espanyol pasó sin problemas y sigue su camino hacia la fase de grupos de la Europa League

01/08/2019

El Espanyol llegaba a Islandia con los deberes hechos, pero nadie quería caer en un exceso de confianza. Quedaba superar un trámite. Y la experiencia fue positiva. Salió concentrado y dio un paso más hacia su objetivo de disputar la fase de grupos. Tras dejar una buena impresión en Islandia, ya les esperan en Suiza.

Con la novedad de Adrià Pedrosa en una posición más adelantada, Marc Roca jugando su primer partido de titular y Bernardo Espinosa debutando en el Espanyol en partido oficial, David Gallego solo introdujo tres novedades respecto al once que dejó casi sentenciada la eliminatoria en el RCDE Stadium. Con estas novedades se pretendía ganar altura ante el buen juego aéreo de los islandeses y la posibilidad de que pudieran basar su juego en balones al área ante las reducidas dimensiones del terreno de juego.

Todo se puso de cara
Precisamente la superficie de césped artificial, junto a la animada afición local, podían ser las principales armas de los locales para intentar dar una sorpresa en la que muy pocos creían en Reikiavik. Pero para evitar cualquier susto, Pedrosa empezó acelerar mucho más el pase. El ‘3’ perico no tardó en darle la razón al técnico, por el cambio de posición, al superar la meta rival en la primera llegada con peligro. Se cumplía el minuto 5 cuando el canterano recibió un balón de Dídac y con decisión encaró a los dos centrales, se escabulló entre ellos y se plantó ante Bjönsson al que superó con un remate cruzado con la derecha. Los de Sigmundsson se quedaron helados y si algunos creían que tenían alguna esperanza vieron como estas desaparecían. Tenían que marcar seis goles para darle la vuelta a la eliminatoria. A diferencia del partido de ida, en el que el gol no llegó hasta el segundo tiempo después de haber tenido que picar mucha piedra, ayer el Espanyol no tardó en romper el hielo. Pese al temprano tanto y que el pase estaba en el bolsillo, los blanquiazules, ayer con la tercera equipación, siguieron apretando sin levantar el pie del acelerador.

Intensidad y motivación
David Gallego había avisado en la previa que el jugador que no tuviera motivación no tendría cabida en su equipo y los jugadores tomaron nota de sus palabras. Salieron decididos, con ganas de gustar y seguir creciendo como equipo, y muy metidos en el partido pese a tener el pase casi en el bolsillo. Se habían hecho con el control absoluto del partido y movían el esférico con criterio. Pero en un pequeño despiste defensivo, el Stjarnan pudo empatar el encuentro. En el 17’, Aegisson controló un pase en largo en la frontal del área y al entrar en ella fue derribado por Javi López. El colegiado no dudó en señalar los once metros, pero Halldorsson, uno de los hombres gol del equipo, lo lanzó por encima de la meta de Diego López. Una acción que fue un oasis en medio del desierto, ya que el Espanyol volvió a hacerse con el control absoluto y Borja Iglesias pudo anotar el segundo. En una buena acción colectiva, el esférico le llegó a Dídac y su centro fue cabeceado por el ‘Panda’ a la base del palo. La presión blanquiazul dejaba sin ideas a los locales que solo remataron una vez más con un disparo de lejos de Hauksson que el meta gallego desvió a córner.

Dos auténticos killers
Con el pase sentenciado, los espanyolistas podían caer en la relajación, pero fue todo lo contrario. Demostraron ambición. Tras el descanso siguieron con la misma intensidad, sacando el balón jugado desde atrás y marcando el ritmo del partido. Y en una buena salida, Victor Sánchez filtró un pase entre la defensa al que llegó Borja Iglesias y en un mano a mano anotó el segundo. Ante la clara superioridad perica, los locales empezaron a bajar los brazos y con el paso de los minutos iban dejando más espacios, mientras que el Espanyol seguía muy serio. Dídac tuvo el tercer pero su disparo se fue a la madera y poco después Ferreyra seguía con su idilio con el gol. El Chucky recibió una buena asistencia de Melendo y tras controlar la clavó al fondo de las redes. El olfato goleador del argentino ha estallado este verano.

Con todo ya decidido, en la recta final Sigurdsoon anotó el tanto del honor, pero no hubo la típica celebración local. El conjunto de David Gallego cumplió de sobras y ahora ¡qué pase el siguiente !