Diario La Grada | Lunes, 14 de octubre de 2019

12:21 h. OPINIÓN DE JORDI LUENGO

Volver a sentir ese cosquilleo

Ante el partido más importante de los últimos tiempos no valen las excusas. Pericos, ˇestáis convocados!

18/05/2019

He de reconocer que desde que acabó el partido ante el Leganés no me puede quitar ese cosquilleo tan típico de cuando se acerca un momento especial. ¡Qué ganas de partido! Pero además, la semana ha tenido muchos momentos emotivos que hacen espanyolismo y que ha propiciado que esa sensación no haya desaparecido. El subidón moral por el triunfo en Butarque tuvo continuidad en el merecido homenaje a la persona que más ha hecho deportivamente por el Espanyol: Josep Manel Casanova. Sin él este club no hubiera tenido a Tamudo, Capdevila, Sergio González, De Lucas, Dani Jarque, Víctor Ruiz, Dídac Vilà, Sergi Dader, Javi Chica, Moisés Hurtado y así hasta más de cien futbolistas. Tras su lamentable salida del club, el martes se hizo justicia.

Casi a la misma hora, LaLiga celebraba su 90 aniversario en el RCDE Stadium. El templo perico se vistió de gala para homenajear a las grandes estrellas que han ido apareciendo en el campeonato desde que Pitus Prat anotó el primer gol. Y si LaLiga acudió a Cornellà, el Espanyol estuvo muy presente en La Rambla. La iniciativa de tener una tienda en el corazón de Barcelona, aunque fuera de una manera provisional, está siendo todo un acierto. Un gran éxito. Si con el bautizo de la residencia me emocioné, con esta iniciativa me sentí orgulloso al ver a tantos pericos con la blanquiazul. Fueron distintos momentos, pero en los que el cosquilleo seguía vivo.

Y en medio de todas estas vivencias, ha sobresalido con fuerza el inolvidable recuerdo de la final de Glasgow. El jueves se cumplieron ya 12 años. Seguramente en Hampden Park fue uno de los días que más lloramos, pero de los que más orgullosos nos sentimos de nuestros jugadores por cómo defendieron los colores blanquiazules. Y esa entrega, al igual que el ambiente que ese día se vivió en las gradas, es el primer paso para VOLVER A EUROPA. La ilusión ha regresado y este equipo merece el premio europeo. Se nota el clima de las grandes ocasiones. Hay ilusión, optimismo y esperanza. Y mucho cosquilleo. Cada vez más.

Pero todas estas buenas sensaciones hoy tienen su examen final. Ha llegado el momento de demostrar quién tiene más ambición, si el equipo, la afición o la directiva. Todo lo que no sea conseguir una gran entrada sería muy mala señal de cara al futuro. Ante el partido más importante de los últimos tiempos no valen las excusas. Pericos, ¡estáis convocados! Tocará jugar, ganar y esperar. Y pase lo que pase hay que sentirse orgullosos de este plantel que nos ha hecho volver a creer. Con el pitido final reaparecerá ese cosquilleo. De emoción si logramos el objetivo o de nostalgia por finalizar una liga que quizás se nos haga corta. Incluso aún puede vivirse un último capítulo emotivo en la vuelta al campo de Sergio García. El de Bon Pastor podría decir adiós. Si es así, despidámoslo como merece, como un grande de nuestra historia.