Diario La Grada | Domingo, 25 de agosto de 2019

8:27 h. PREVIA LEGANÉS-ESPANYOL

El Espanyol debe vencer y esperar

Si los de Rubi se imponen al Leganés en Butarque y el Athletic pierde ante el Celta, llegarían a la última jornada, ante la Real Sociedad, dependiendo de ellos mismos

12/05/2019

El sueño europeo pasa por ganar en Butarque. El Espanyol puede seguir teniendo opciones de alcanzar la séptima plaza siempre que mañana (18.30h) se haga con la victoria ante el Leganés, que llega con moral tras ganar 0-3 la semana pasada en el Sánchez Pizjuán y asegurarse matemáticamente la salvación. Pero, para depender de sí mismo, no solo necesita ganar, sino también que el Athletic Club pierda ante el Celta, ya que de esta manera llegaría a la última jornada jugándoselo todo ante la Real Sociedad, equipo que en estos momentos ocupa la octava plaza con los mismos puntos que los pericos y que en esta jornada recibe al Real Madrid. El triunfo es obligatorio, pero no suficiente. Se alcanzaría la barrera de los 50 puntos, algo poco habitual en el club, pero tocaría seguir teniendo que esperar para tener opciones de festejar algo grande.

No renuncian a nada
El vestuario perico ha dejado bien claro que, aunque saben que no es nada sencillo, no van a renunciar a alargar esta ilusión. Son conscientes de que si ganan los dos partidos que les restan tienen bastantes opciones de acabar en la séptima posición. Y Rubi fue el más contundente en la previa del Atlético al manifestar que “si se suman los 53 puntos, estamos dentro”. Nadie ha creído más en el equipo que el propio vestuario. Siempre han tenido claro que, pese a los malos momentos, estaban en el camino correcto. Y el tiempo les está dando la razón. El técnico ha insistido durante todo el año en que no miraba la parte baja de la clasificación, sino que prefería fijarse en la zona noble y alta de la tabla. Todos están demostrando ilusión, ambición y hambre. Y esto ha hecho que la afición se vuelva a enganchar al equipo. El cambio de la propuesta más conservadora del curso pasado a una más atractiva está teniendo premio.
Con moral y confianza

Pese a que la sensación, y en cierta manera es lógica, es que el equipo ha dejado escapar una buena oportunidad para tener más opciones, o incluso estar ya en la séptima posición de la tabla, los números reflejan que el Espanyol llega al tramo final del campeonato en un buen momento de juego y resultados. El conjunto de Rubi encadena siete jornadas sin perder, igualando el registro de Pochettino y estando a dos partidos del récord de la era Cornellà que tiene Quique Sánchez Flores. El empate ante el Getafe fue seguido de dos victorias en Girona y ante el Alavés, para empatar tres nuevos partidos ante Levante, Celta y Betis, y el pasado sábado golear al Atlético de Madrid. Pese a que se han dejado escapar puntos de oro en esta fase de la liga, los 13 logrados dejan a los de Rubi como el tercer conjunto con mejor puntuación en esta fase de partidos, el único invicto y el que mejor llega a la recta final de los que pelean por la séptima plaza.

El bloque viene de realizar uno de sus mejores partidos de la temporada, por lo que no se esperan novedades. El técnico apostará por su mejor once para lograr un triunfo que le permita llegar con más confianza a la final del sábado 18 de mayo en Cornellà. Así, Rosales y Pedrosa seguirán aportando en defensa y ayudando en ataque desde el lateral; Naldo y Hermoso intentarán volver a poner el cerrojo al marco de Diego López; Marc Roca, Darder, Ganero y Melendo buscarán organizar el juego del equipo y asistir a Borja Iglesias y Wu Lei para que intenten perforar la meta rival.

Fiesta en Butarque
Por lo que respecta al Leganés, los madrileños quieren despedirse de la afición con un buen resultado después de firmar su mejor año en Primera y anunciar esta semana la renovación de su técnico, Mauricio Pellegrino, hasta el 2021. Quieren celebrar la salvación y la continuidad del argentino. En cuanto al once inicial, Rubén Pérez es la gran incógnita. Su presencia podría dejar fuera a Recio, pero el equipo parece que será el mismo que el de Nervión