Diario La Grada | Lunes, 22 de julio de 2019

8:33 h. DOS JORNADAS CONSECUTIVAS A DOMICILIO

¿Y por qué no un seis de seis?

Se les da bien a los blanquiazules el jugar lejos de casa, donde suman 21 de los últimos 27 puntos

C. Fanlo @Fanlillo 15/04/2019

Afronta el Espanyol B dos jornadas a domicilio de manera consecutiva por primera vez esta campaña. Tras dos derrotas consecutivas en la Dani Jarque ante Atlético Baleares (0-2) y Villarreal B (0-1) -sin contar el triunfo en Ontinyent entre ambos encuentros por retirada de los valencianos-, los de David Gallego vuelven a jugar a domicilio, condición en la que esta campaña se están encontrando muy cómodos. Hace un mes que no disputan un encuentro como visitantes -el último fue la victoria ante el Barça B por la mínima el pasado 16 de marzo-, aunque el equipo querrá seguir con la buena senda: encadena nueve salidas sin perder y ha sumado 21 puntos de los 27 en juego.

Ahora a los blanquiazules les espera la primera y única doble cita lejos de casa de la campaña. El filial visitó este domingo al Olot (0-1) y la próxima jornada al Ebro, encuentros que debe sacar adelante si quiere continuar soñando con hacer cosas importantes este curso a nivel clasificatorio. Pero no será nada fácil hacer un pleno, a pesar de la buena dinámica espanyolista a domicilio. Históricamente, al Espanyol B no se le ha dado excesivamente bien jugar como visitante, y aún menos los dobles encuentros a domicilio. Pero este curso su horma en el zapato está en los encuentros en casa, sonriendo en los duelos como visitante.

A por la tercera
En sus 17 campañas en la categoría de bronce del fútbol español, el filial perico ha jugado 27 veces dos jornadas consecutivas lejos de su terreno de juego, logrando ganar en ambas únicamente en dos ocasiones: en el curso 2006-07, cuando se venció a Barça B y Osasuna B por idéntico resultado (1-2) y en la 2013-14, con victorias por 0-1 frente a Constància y Sant Andreu. Solo en una temporada de las que el Espanyol B ha militado en Segunda B no ha habido dos encuentros seguidos a domicilio, en la 2012-13, y en una de ellas ocurrió en tres ocasiones, en la 2003-04.

En la otra cara de la moneda, las dobles derrotas. El equipo no ha sumado en las dos salidas consecutivas de las campañas 1996-97, 1998-99 y en una de las dos realizadas en la 2013-14. En el último antecedente del curso 2016-17, los blanquiazules sumaron un punto tras caer frente al Atlético Levante (2-0) y empatar sin goles en el feudo del Ebro, precisamente uno de los rivales en esta ocasión, el último de ellos.