Diario La Grada | Martes, 15 de octubre de 2019

10:17 h. unos grandes números fruto del gran juego del equipo

Un filial que supera rivales y antecesores

El cuadro perico está pulverizando los registros logrados por el Espanyol B en campañas anteriores

Carlos Fanlo 05/04/2019

La campaña del Espanyol B está siendo magnífica. Pocos se esperaban que un equipo recién llegado a la categoría de bronce del fútbol español estuviera coqueteando con el play-off de ascenso a pesar de tratarse de uno de los mejores filiales del país. Los números, consecuencia del buen trabajo de los de David Gallego, no engañan, y el segundo equipo perico ya es el mejor recién ascendido de los 19 que consiguieron cambiar de categoría a final del pasado curso; con 46 puntos, iguala con un Ibiza que ocupa la octava posición del grupo IV, pero tiene una diferencia de goles mucho mejor (+11 contra +3). Además, es el cuarto clasificado en una teórica tabla con los 21 filiales que juegan en Segunda B, solo superado por Atlético de Madrid B (55 puntos), Real Madrid Castilla (54) y Villarreal B (52). Este último es, precisamente, su próximo rival. Los castellonenses, que derrotaron a los blanquiazules por tres goles a uno en el encuentro de la primera vuelta, visitan la Dani Jarque el domingo a las 12.00 horas en un encuentro vital para las aspiraciones de ambos equipos a nivel clasificatorio.

Pero es que además de superar a muchos de sus rivales, el actual Espanyol B supera a los anteriores filiales blanquiazules en Segunda B. El equipo no estaba tan bien clasificado en la categoría a falta de ocho jornadas para la conclusión del campeonato regular desde la temporada 2001-02, cuando a estas alturas los pupilos de Ramón Moya eran terceros; no gozaban de una puntuación tan alta desde la campaña 2006-07, curso en el que el equipo dirigido por Rubi sumaba un punto más de los que tiene el filial actualmente (47 puntos); y no había anotado tantos goles -45- desde la 2004-05, cuando con el tristemente desaparecido Ángel Pedraza sumaba 51 dianas.

Precisamente en el aspecto realizador destaca el Espanyol B en las últimas jornadas; una información que nos acerca la cuenta de Twitter @vintage_stats indica que el filial blanquiazul es, junto con Mallorca, Villarreal, Coruxo y Rayo Majadahonda, el tercer equipo más goleador de las tres primeras categorías del fútbol estatal en los últimos seis encuentros ligueros. Con 11 dianas en dichos duelos, solo es superado por Melilla (12) y Barcelona (15).

Un filial y de casa
De los seis filiales que encontramos en el grupo III de la categoría (Espanyol B, Barcelona B, Peralada-Girona, Valencia Mestalla, Villarreal B y Atlético Levante), el segundo equipo perico es el tercero con una plantilla más joven, solo superado por culés y xampanyers. La media de edad del plantel blanquiazul es de 21,2 años, aunque en este promedio no se cuentan los juveniles que acuden a las convocatorias de Gallego una semana sí y otra también, y que además en muchas ocasiones son titulares y casi siempre tienen minutos.

Pero sin lugar a dudas el Espanyol B es el filial más de la casa. El equipo solo cuenta con un extranjero, Moha, mientras que el resto de segundos equipos de la categoría tienen varios en sus filas. El Valencia Mestalla cuenta con uno más, dos (Niko Kata y Sekou Gassama); el Atlético Levante con tres (Shaq Moore, Ismael Benktib y Anthony Georgiu); el Villarreal B con cuatro (Andrei Ratiu, Emmanuel Lomotey, Mukwelle Akale y Nikola Vujnovic); el Barcelona B con seis (Lazar Carevic, Ronald Araújo, Moussa Wague, Marcus McGuane, Merveil Ndockyt y Gabriel Novaes); y el Peralada-Girona B con once (Marcel Lizak, Nahuel Ferraresi, Santiago Bueno, Jordan Barroilhet, Teo Quintero, Maximiliano Villa, Seung-ho Paik, Giorgi Kochorashivili, Juan Boselli, Yhoan Andzouana y Kévin Soni). Solo Ejea y Olot cuentan, como el filial blanquiazul, con un solo futbolista extranjero en sus filas. Jóvenes y de la casa que son sextos a seis puntos del play-off de ascenso. No dejen de aplaudir, que lo merecen.