Diario La Grada | Viernes, 5 de junio de 2020

15:09 h. OPINIÓN DANI BALLART

Derrota con orgullo y dignidad

Cuando un equipo lo da todo, no se le puede pedir más. El Espanyol lo intento por lo civil y lo criminal, pero no le fue posible perforar la portería rival

18/03/2019

Cuando un equipo lo da todo, no se le puede pedir más. El Espanyol lo intento por lo civil y lo criminal, pero no le fue posible perforar la portería rival. Un Sevilla en crisis se llevó los tres puntos sin prácticamente proponer juego, pero ya saben como es el fútbol. El Espanyol colgó hasta 15 balones dentro del área, aunque solo se produjeron cuatro remates.

En el deporte, el dinero manda. Destruir es mucho más fácil que construir y un equipo se puede hacer muy fuerte defendiendo, pero se le verán las carencias en ataque. Para hacer goles se necesita mucho talento y eso se llama inversión económica. El presidente gastó mucho dinero en tapar agujeros de este ‘Titanic’ y necesita tiempo para apuntillar su idea de equipo ganador. No se le puede reprochar nada ni a él ni al equipo actual. Los aficionados debemos aceptar las circunstancias más allá de la frustración producida por algunas derrotas o empates.

Actualmente no ganaremos, pero hay que valorar el esfuerzo realizado por los jugadores y por la ambición del míster. Cuando hay partido y vamos a animar a nuestro equipo solo queremos que se partan el alma por la camiseta y eso es lo que vimos. Incluso después del pitido final, Sergi Darder y Diego López defendieron con dignidad los feos gestos del portero del Sevilla a la afición. Jugadores así me representan. No solo defienden la camiseta sino que nos defienden a nosotros. Podemos perder, pero con orgullo. Otros en cambio, ganarán pero no serán dignos de ello.
¡Gracias equipo!