Diario La Grada | Lunes, 14 de octubre de 2019

15:30 h. COMO EN LA PRIMERA VUELTA

El Sevilla, otra vez el verdugo del Espanyol

Derrota ante un rival que vuelve a tenerle la medida tomada al Espanyol: tres derrotas seguidas

Carlos Fanlo 18/03/2019

Otra vez. Como en la primera vuelta. Y como en la Copa del Rey de las campañas 2014-15 y 2012-13. Y como en Glasgow. Otra vez el Sevilla.
Llegaba el Espanyol en un buen momento, con seis encuentros seguidos sin perder. Pero sin convencer. Y, a pesar de dominar, la falta de acierto y un penalti innecesario de Mario Hermoso -¿qué le pasa a este chico cada vez que es citado con la selección española?- condenaron a los de Rubi, que en rueda de prensa admitió que al equipo le faltó dar un poco más en los últimos metros.

Lo hacía el Sevilla recién eliminado de su competición fetiche, la Europa League, con un gol en el último minuto de la prórroga en Praga. Con nuevo entrenador, al que casi no le dio tiempo a poner en práctica sus ideas -a pesar de formar parte del club anteriormente-, y con una racha nefasta de diez salidas ligueras consecutivas sin ganar; no sumaba desde a domicilio desde el pasado mes de octubre. Pero el Espanyol volvió a fallar en el momento menos adecuado, cuando se podía acercar a las posiciones europeas. Una vez más, los blanquiazules ejercieron de equipo aspirina. Y ya van muchas, demasiadas.

Nuevamente el Sevilla ha vuelto a cogerle la medida al Espanyol. Las tres últimas temporadas parecía que los blanquiazules equilibraban los resultados con un equipo ante el que parecía que la derrota era el resultado antes de saltar al campo, pero nada más lejos de la realidad. Se ha perdido en los tres últimos encuentros ante los de Nervión con seis goles en contra y solo una diana a favor.

Primera con Wu Lei

La llegada del futbolista chino coincidió con el inicio del buen momento perico, pero ayer llegó a su fin. Wu Lei ya sabe lo que es perder como jugador del Espanyol, a pesar de que esta derrota llegó en uno de los encuentros en los que los blanquiazules menos lo merecían. Pero no estuvieron finos cara a puerta, y ello acabó siendo crucial para el devenir del encuentro. En la primera vuelta, la derrota frente al Sevilla en el Sánchez Pizjuán (2-1) fue el inicio de la mala racha. Que no se repitan errores y que el equipo haya aprendido. Solo es un tropiezo.